Querétaro es seguro para los ferrocarriles

El índice de siniestralidad en Querétaro es muy bajo para el sector ferroviario, comparado con otros medios de transporte, aseguró Rubén Pablo López Reyes, consultor ferroviario y asesor de la firma Kansas City Southern de México (KCSM).
Mencionó que existe una buena estructura en todo el sistema de seguridad en los trenes, no obstante que la principal medida para evitar cualquier siniestro es que las unidades eviten detenerse.
“La mayor seguridad de los trenes es que no estén detenidos, porque un tren parado es un tren propicio para que sea robado, así que el objetivo es que se mantenga en movimiento”, expuso.
Además, Querétaro es de los estados del país que tienen menos cruces de nivel, debido a la doble vía que se presenta, lo cual también reduce riesgos, añadió.
En la región ha habido un cambio respecto del tema de inseguridad, ya que en el pasado existían problemas de delincuencia y asalto a trenes en municipios de Guanajuato, como Celaya o Apaseo, y que se recorrieron a Querétaro, a San Juan del Río, por ejemplo. No obstante, este “efecto cucaracha”, como se le conoce, ha logrado abatirse de forma importante, expuso.
En el caso de KCSM, el asesor comentó que la empresa lleva a cabo inversiones importantes en personal y equipo para garantizar la seguridad de la mercancía que transporta, y con ello mantener su nivel de servicio.
En puerta
Respecto de proyectos y expectativas para la segunda mitad del año, López Reyes mencionó que KCSM trabaja en la conexión de una doble vía en la zona de El Ahorcado para agilizar el paso del tren.
Asimismo, la compañía, y la actividad ferroviaria en general, se enfoca en el desarrollo de nuevos negocios y en el aprovechamiento de terminales intermodales, principalmente.
“Esto tiene que ver con la diversificación de los servicios, porque hay que tomar en cuenta que hay lugares a los que no llegamos porque no hay vía, entonces estamos usando el mecanismo de las terminales intermodales para acercarnos a los clientes o a las regiones que no tienen servicio ferroviario”, refirió.
En el estado hay cuatro terminales que apoyan esta actividad. “Aquí hay que conjuntar una serie de factores, sobre todo en equipo, (donde) la idea es promover el uso de terminales intermodales para incrementar el servicio”, precisó.
La expectativa del sector es de una mayor dinámica hacia el segundo semestre del año, dado que las ventas y el flujo de importaciones de muchas de las industrias aumentan, lo que demanda un mayor servicio.

Fuente El economista

Te puedes interesar

Nuevo aeropuerto nace con “pecado original”

En la cuenca que alguna vez fue el gran lago de Texcoco de los aztecas, …