Preocupa tema de acero y aluminio a productores de camiones en México

A dos meses de que las plantas de producción de camiones y tractocamiones en el país comiencen las compras de acero y aluminio que exigirá el nuevo Tratado de México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (Anpact) urge a la definición de las fracciones arancelarias en esta materia.

El nuevo acuerdo comercial prevé que se realicen en Norteamérica 70 por ciento de las compras de acero y aluminio que requiera la industria de vehículos pesados.

Con miras a que el acuerdo inicie en 2020, el presidente de la Anpact, Miguel Elizalde, dijo que las compras y los contratos de acero y aluminio deben realizarse con un año de anticipación, es decir, a partir de 2019.

En entrevista, el representante de la Anpact comentó que en el T-MEC prevé que para cumplir con esta nueva regulación los tres países deben definir el mejor esquema de implementación de las nuevas reglas comerciales, por ello Anpact está en negociaciones con la Secretaría de Economía para definir cuáles serán las fracciones arancelarias que deben incluir para el cumplimiento del acuerdo comercial.

Estas fracciones arancelarias de acero y aluminio deben ser definidas antes de que se firme el TMEC, previsto para finales de este mes, por lo que a la par de que la industria se reúne con la Secretaría de Economía, también se trabaja con sus contrapartes en Estados Unidos y Canadá.

Por otra parte, Elizalde destacó que aún no se tienen cuantificado el impacto para los productores de vehículos pesados, con la imposición de aranceles de 25 por ciento al acero y 10 por ciento al aluminio por parte de Estados Unidos, previsto en la Sección 232; tampoco del impacto que tendrá el arancel de 25 por ciento que impuso Canadá a la importación de siete productos de acero.

“Cualquier arancel impacta por la estrecha relación de las cadenas de proveeduría que se tienen entre México, Estados Unidos y Canadá”, comentó.

En México existen 11 plantas de manufactura de vehículos pesados, de marcas como Kenworth, Freightliner, International, Mercedes Benz, Scania, Volkswagen, Man, Dina, Volvo, Mack, Isuzu, Detroit, Hino y Cummins. Es una industria que genera más de 84 mil empleos y participa con 1.3 por ciento del producto interno bruto manufacturero.

El Tratado de Libre Comercio de América del Norte vigente obliga a contar con 60 por ciento de contenido regional en las exportaciones de camiones, por esta razón, Elizalde considera que serán alcanzables los nuevos porcentajes de contenido regional, ya que la mayor parte de acero y aluminio que compran los fabricantes instalados en México es de Norteamérica.

Para el representante de los productores de autobuses y tractocamiones es más probable que a Estados Unidos le tome un poco más de tiempo cumplir con la nueva regulación, ya que si fabricaban vehículos pesados para el mercado interno pueden importar el acero y el aluminio de cualquier parte del mundo.

El presidente de la Anpact, Miguel Elizalde, estimó que México exporta anualmente 50 mil vehículos pesados, pero Estados Unidos produce cerca de 280 mil vehículos, por lo que el reto para el vecino país del norte será abastecer sus necesidades de acero y aluminio de la región.

Fuente: Milenio

Te puedes interesar

Matan a operador en Puebla por no detenerse en asalto

La tarde del jueves el conductor de un tractocamión perdió la vida luego de resistirse …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.