Precios de gasolina siguen dependiendo de la política

La intervención de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público en los precios máximos de la gasolina y el diésel no es positiva, pues los precios se siguen manejando con base a decisiones políticas y no de mercado, indicó Raúl Feliz, investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE).

“Lo único que hacen es jugar en el tiempo (…) La razón por la que no sube la gasolina no es por un tema de la inflación o las finanzas públicas, es un tema político. Es decir, el precio de la gasolina tiene un impacto político devastador”, dijo en conferencia de prensa.

Refirió que, como en este año habrá elecciones en diferentes Estados del país, se buscó implementar una medida de incentivo fiscal que permite tratar de congelar el precio real y posponerlo para después que pasen las elecciones ponerlo bien.

“No hay un buen argumento; no tiene ningún sentido poner un estímulo. Lo que están haciendo tiene un gran retorno político”.

Refirió que de acuerdo con la Consulta Mitofsky se calcula que el alza a la gasolina le costó al PRI 3 millones de votos, “lo cual es mucho y lleva a un tema de que tenga una dimensión política importantísima. Si yo tuviera que tomar la decisión, subiría el precio de la gasolina de acuerdo a la regla establecida. Es una medida que tendría un menor costo”.

Si optan por congelar el precio en un periodo más prologado, tendrán que recortar el gasto público, lo cual no sería una buena señal para las calificadoras, advirtió.

“Se dice que el congelamiento de precios de estas dos semanas costó 1,200 millones de pesos, entonces, en un año serían más de 20,000 millones de pesos. Sí se podría conseguir el dinero pero de eso a ejecutarlo y los problemas de credibilidad que enfrenta el gobierno, no es la mejor señal”.

El próximo viernes, la SHCP dará a conocer los precios que se tendrán en los combustibles en las 90 regiones en que se encuentra divido el país. Se determinará si se suavizará el precio de la gasolina a través de este estímulo y si continuará la revisión diaria de los precios.

Diversos analistas comentaron a El Economista que la intervención de Hacienda genera mucha incertidumbre en las inversiones que se busquen hacer en el sector energético.

“No es una buena señal para ningún agente económico, porque los inversionistas que busquen entrar al sector energético no saben si los precios van a depender de una decisión técnica, de mercado o por decisiones políticas”, expuso James Salazar, subdirector de análisis económico de CI Banco Casa de Bolsa.

Fuente El economista 

Te puedes interesar

Walmart también quiere repartir con drones

Walmart sigue tratando de ganarle terreno al gigante del comercio en línea Amazon, y para …