Policia infiltrada en robo de combustibles en Puebla

Antes de las detenciones en Atzitzintla vinculadas con el robo de hidrocarburo, la entidad registró el involucramiento de otros funcionarios por el mismo acto delictivo en los últimos años.

Por los cargos que ocupaban, resaltan los casos de Marco Antonio Estrada López y Tomás MéndezLozano, director y jefe de Grupo de Operaciones Especiales de la Policía Estatal Preventiva, respectivamente; detenidos por el Ejército Mexicano en julio de 2015, por vínculos con el delito de robo de hidrocarburo.

Mientras que los funcionarios siguieron su proceso, Facundo Rosas Rosas, quien fungía como Secretario de Seguridad Pública del estado, dejó el cargo dos semanas después y también formó parte de una investigación interna; pese a eso, su trabajo fue reconocido por el exgobernador, Rafael Moreno Valle.

En septiembre de 2016, los vinculados con huachicoleros fueron ocho elementos policiacos del municipio de Amozoc, a quienes se les detuvo por acusaciones de policías estatales durante el operativo en una ordeña.

En este caso, se determinó la liberación de los agentes, pues se consideró que las declaraciones de los elementos estatales eran inconsistentes; sin embargo, el caso siguió abierto ante agentes ministeriales.

Apenas cuatro meses después, los involucrados fueron otros dos uniformados, ésta vez del municipio de Puebla, a quienes se les detectó en custodia de 8 mil litros de combustible robado.

Sobre estos casos, la Contraloría municipalinformó hace unas semanas que los involucrados habían sido separados de sus cargos mientras se realizaban las investigaciones correspondientes.

Si bien, el robo de hidrocarburo ha dejado a funcionarios públicos detenidos y procesados, mientras el problema crece en la entidad, también se han registrado ejecuciones.

En lo que va del año, un edil y dos regidores de municipios de zonas vinculadas con el crimenorganizado, han sido asesinados en sus vehículos con armas de fuego.

El pasado 24 de enero, Antolín Vital Martínez, alcalde de Tepexco, fue localizado en el municipio de Tepeojuma, al interior de su vehículo con un impacto de bala en el rostro y en el cuello.

El 2 de febrero, en Quimixtlán fue hallado con impactos de bala el cuerpo de Agustín Guerrero Rojas, quien fungía como el regidor de obras públicas de ese municipio.

En este caso, destacó el hecho de que su cuerpo fuera localizado junto con un mensaje en el que se advertía que eso le sucedería a todos los que no estuvieran dispuestos a “pagar piso”.

El último caso sucedió una semana después en Palmar de Bravo -municipio de la zona huachicolera– en donde el regidor de la Comisión de Industria y Comercio de QuecholacJorge Hernández Jiménez, fue ultimado junto con otro hombre.

Sus cuerpos fueron localizados junto con cinco vehículos que presentaban impactos de bala y, de acuerdo con testigos, en la balacera participó un comando numeroso de personas armadas.

Antes de estos casos relacionados con el robo de combustible, en abril de 2008 ya se había registrado un vínculo de un funcionario público pero con el narcotráfico.

Aquel año, se detuvo al entonces edil de Izúcar de MatamorosRubén Gil Campos, quien era buscado por autoridades de Estados Unidos donde sigue un proceso.

Te puedes interesar

Autotransporte de carga, nuevo blanco de EU en la renegociación del TLC

Estados Unidos hace de los autotransportes de carga un nuevo blanco en la mesa de …