Peak Pegasus, el buque de carga estadounidense que lleva un mes varado en China

Su objetivo era llegar a puerto justo antes de que entraran en vigor los aranceles impuestos por Estados Unidos a Pekín.

Pero arrivó unas horas después de que se cumpliera el plazo y quedó a la deriva frente a las costas del puerto de Dalian.

Atrapado en la guerra comercial iniciada por Donald Trump, el Peak Pegasus da vueltas sin rumbo fijo en el Mar Amarillo mientras se define su destino.

Se calcula que cada día extra en el mar le cuesta a la empresa propietaria del carguero -JP Morgan Asset Management- US$12.500, mientras los dueños de la carga, la compañía Louis Dreyfus, analiza sus opciones comerciales, según información publicada por el periódico británico The Guardian.

La embarcación, que pesa 43.000 toneladas y mide 229 metros, es una de las primeras víctimas de un conflicto que comenzó cuando cuando la Casa Blanca decidió aplicar gravámenes por US$34.000 millones de dólares a productos importados desde China.

En respuesta, el gobierno de Xi Jinping, aplicó aranceles a productos estadounidenses por el mismo valor, entre los cuales estaba la soja.

Por eso el barco se apresuró a salir con la esperanza de descargar la mercancía antes de que las barreras comerciales fueran implementadas.

¿Compradores alternativos?

La firma Louis Dreyfus estaría buscando otros compradores para la carga, siendo esta una de las posibles explicaciones sobre la permanencia del buque en la misma ubicación.

Si hubiese descargado en China, habría tenido que pagar un arancel de 25%, aumentando significativamente el costo de la operación comercial.

Te puedes interesar

Chile será el primer país en implementar el transporte público eléctrico en América Latina

Chile sigue en crecimiento y está vez se convierte en el primer país en América Latina en …