Pasajeros “truenan” contra trabajadores de Aeroméxico

El último vuelo a La Paz, el 2074 de Aeromexico, el cual tenía 2 horas de retraso, salió a las 11:30 de la noche del 28 de febrero de la Ciudad de México, sobrevoló La Paz, pero nunca aterrizó: Los 70 pasajeros se tuvieron que ir en otros aviones para llegar a la capital de BCS.

Una mala experiencia es la que vivieron cerca de 70 pasajeros del vuelo 2074 de Aeromexico, porque se retrasó más de 12 horas del DF a La Paz y, ante los reclamos, representantes de la empresa amenazaron con usar la fuerza pública contra sus clientes.

Para la mala fortuna de Aeroméxico, el presidente del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Jesús Druk González, viajaba en el avión. El político decidió compartir su amarga experiencia con sus seguidores en Facebook:

“El domingo 28 de febrero a las 11:30 de la noche abordé un vuelo en la Cd. de México de Aeromexico con casi dos horas de retraso a La Paz, BCS. Inició el descenso a la pista aérea del Aeropuerto Internacional de La Paz alrededor de la una de la mañana, pero por un espeso banco de niebla, el piloto tuvo que abortar el aterrizaje. Sobrevoló por 20 minutos la Ciudad de La Paz y el alto mando de Aeromexico, así lo dijeron, desde la Ciudad de México, instruyó para que aterrizara en el aeropuerto alterno, que a la postre resultó ser Mazatlán; ¿porque no Los Cabos?, lo ignoro.”

El mal servicio por parte de la aerolínea no terminó allí. La aeronave cargó combustible y, en lugar de emprender el vuelo de regreso a La Paz, el piloto voló hasta la Ciudad de México: Otra vez.

“Entiendo que el protocolo exige un aeropuerto abierto y con personal de atención las 24 horas y los Cabos cierra operaciones a las 12 de la noche. La idea era esperar que se despejara el aeropuerto de La Paz y regresar a La Paz. El avión recargó combustible y deciden regresar al aeropuerto de la Cd. de México; hubo reclamos, mucha molestia de los pasajeros, nula explicación y 3 pasajeros a las 03:30 de la mañana abandonaron el avión, previo al despegue en Mazatlán”, expresó el perredista.

La azafata, una vez en el Aeropuerto Benito Juárez del estado 32, a las 06:30 de la mañana del 29 de febrero, sugirió que usaran el call center de la compañía para buscar un regreso a La Paz.

“A esta hora, el cansancio, la desvelada y la percepción clara de que para la empresa solo era un vuelo cancelado y no personas con vida propia, con proyectos, con compromisos, con responsabilidades profesionales esperando y no muebles ni objetos con número de asiento, explotó en airados reclamos de los pasajeros y la decisión de los 70 viajeros en no bajarnos del avión hasta que nos atendiera un representante de la empresa”, narró el excandidato a la gubernatura de BCS.

Pasaron otros 45 minutos hasta ser tomados en cuenta. Llegaron los trabajadores de Aeroméxico, pero en vez de dar un trato cordial, iniciaron “iniciando un ríspido enfrentamiento verbal que condujo a la empresa llamar a los federales y grupo de contención del aeropuerto para lo que se ofreciera no sin antes amenazar a los pasajeros con usar la fuerza pública, que por cierto solo reclamábamos atención y como es lógico, el que nos trasladarán a La Paz”.

“Escribo estas líneas siendo las 12:22 de la mañana del 29 de febrero después de abordar un vuelo a Los Cabos, 12 horas después. No se debe criminalizar la exigencia de los ciudadanos por un mejor trato. Quiero resaltar que entendimos que unidos logramos más que yendo solos; identificamos la solidaridad al permitir que los pasajeros con niños pequeños tuvieran prioridad y lo más importante, que si nos quedamos callados, van a violentar nuestros derechos. No tengo la información pero seguramente afectó a igual número de pasajeros que tuvieron que aceptar sin chistar la cancelación del vuelo de AM 2069 de las 06:25 de ayer lunes 29 de febrero”, concluyó.

Fuente SDP

Te puedes interesar

Uber desactiva 9,000 choferes por no cumplir lineamientos

La firma de movilidad Uber dio a conocer que en lo que va de 2017 …