PAN pide terminar tren a Toluca, Morena se opone

Por mayoría de votos, la Legislatura mexiquense rechazó tramitar un punto de acuerdo del Partido Acción Nacional (PAN) para urgir al presidente, Andrés Manuel López Obrador, a concluir a la brevedad el Tren Interurbano México-Toluca, pues Morena se pronunció en contra de inyectar más recursos públicos a una obra “huachicoleada”.

El diputado panista José Antonio García propuso un punto de acuerdo para llamar al titular del Ejecutivo Federal a no retrasar más el interurbano y contemplar recursos públicos suficientes para concluirlo a la brevedad.

El exhorto también contemplaba al gobierno de la Ciudad de México para facilitar los trabajos en su territorio, a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) para instalar mesas de diálogo con expertos y afectados a fin de destrabar el proyecto, y a la Fiscalía General de la República (FGR) y a la Secretaría de la Función Pública (SFP) para investigar y sancionar las anomalías detectadas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Para el PAN, pese a las irregularidades en la edificación, es necesario resolver la problemática de movilidad y poner en marcha de manera inmediata una obra que traerá beneficios económicos, sociales y sustentables.

La SCT, dijo García García, asegura que la obra disminuirá el dióxido de carbono en 27 mil 827 toneladas al año -equivalentes al oxígeno producido por 225 hectáreas de bosque-; reducirá el tiempo de traslado de 230 mil pasajeros al día; generará ahorros por 4 mil 400 millones de pesos; disminuirá gastos de operación vehicular en mil 800 millones de pesos, y reducirá en 400 al año los accidentes viales de la autopista México-Toluca.

La morenista Azucena Cisneros reconoció el beneficio social del tren, pero alertó que por corrupción se puede descarrilar una buena obra, debido a que ya implica un sobrecosto de 20 mil millones, la ASF dice que es deficiente, y según el reporte de la Cuenta Pública 2017 hay un probable daño por 770 millones de pesos en los recursos ejercidos mayormente por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) que encabezó Gerardo Ruiz Esparza.

“Morena considera prudente desacelerar el ritmo en la ejecución de la obra para tener un diagnóstico que permita solventar las irregularidades y recuperar recursos de ejercicios fiscales anteriores”, dijo.

Además, se permitirá al Instituto de Ingeniería de la UNAM revisar la seguridad estructural de la obra; avanzar en la mitigación, reforestación y desazolve de una laguna de regulación; y atender a las comunidades que se sienten agraviadas.

“Actuando con prudencia y mesura dejaremos de financiar obras mal ejecutadas que sólo han servido para derrochar recursos en el barril sin fondo de la corrupción, como se hizo costumbre en el régimen del PRIAN.

Debemos esperar a que concluyan los procesos de revisión, auditoría y sanción. No seremos cómplices ni tapadera de nadie…. Preferimos cerrar las tuberías y tapar las fugas antes de inyectar recursos públicos a una obra ‘huachicoleada’ por la corrupción de la administración anterior… No podemos permitir corrupción e impunidad como eje principal de obras inconclusas”, aclaró.

Su correligionaria Alicia Mercado secundó que los retrasos en la ejecución de la obra tienen su origen en la corrupción, pues su costo se ha elevado ya en 53%; si no concluyó en 2017, aclaró, no es por una negativa del ejecutivo federal, sino por irregularidades en la construcción. Indicó que no se puede exigir al gobierno actual que en cien días resuelva todos los problemas que le heredaron malos gobiernos.

Anuar Azar, coordinador del PAN, aseguró que su bancada está en favor de castigar la corrupción, pero los ciudadanos no tienen por qué pagar el retraso en la obra. “No es un tema político”, afirmó.

Omar Ortega, coordinador del Partido de la Revolución Democrática (PRD), lamentó que nadie puede tocar al presidente de la República “ni con el pétalo de una rosa”, pues cualquier comentario en contra del Ejecutivo Federal parece infamia, desdén o acto peyorativo. “Demos la oportunidad que trabajen comisiones con el punto de acuerdo, seamos tolerantes”, exhortó.

El morenista Gerardo Ulloa recordó que la obra aún requiere 30 mil millones de pesos, por lo que es necesario un plan para concluirla durante el sexenio.

El trámite del punto de acuerdo fue rechazado por mayoría de votos.

Te puedes interesar

Graban a extorsionadores lanzando una granada en transporte público

Un vídeo difundido en redes sociales y recogido por el diario mexicano Sin Embargo muestra …

Un comentario

  1. David Alcántara Díaz

    Acaso Morena y el gobierno de AMLO están coludidos con los autotransportistas que son los únicos beneficiados con que el Tren México-Toluca no se termine?. Deberían también darse cuenta que la suspensión de la obra ha generado situaciones hasta peligrosas, como es el caso del puente inconcluso en la entrada del Centro Nuclear “Dr. Nabor Carrillo Flores”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.