“No todos los vendedores finales usan los avances tecnológicos”

Cada vez se habla más del Big Data y de las importantes aplicaciones que puede tener en el comercio al menudeo o vendedores finales. ¿Es eficiente en la actualidad la logística y el transporte de los retailers? ¿Cómo pueden mejorar a corto plazo usando los microdatos? ¿Cuáles son las principales preocupaciones de los distribuidores? Hemos hablado en exclusiva con Mike Branch, vicepresidente de Business Intelligence de Geotab, para que nos dé algunas pistas al respecto.

“El retail está experimentando cambios disruptivos que están transformando su cadena de valor. Las empresas solo podrán abordar este cambio a través de la transformación digital proporcionando un valor añadido. La logística y el transporte son una de las áreas más importantes para los minoristas y, sin embargo, no todos están aprovechando los avances tecnológicos disponibles y continúan confiando en procesos de gestión de flota obsoletos”, comenta de primeras.

Por ello, da un repaso a las ventajas que pueden aportar los últimos avances: “Creemos que las empresas, como los retailers, tienen la oportunidad de aprovechar las nuevas tecnologías para aumentar la productividad de su flota y sus conductores a través del seguimiento en tiempo real, el registro de viajes detallado y preciso, y las reglas e informes personalizados. También se pueden obtener ahorros sustanciales a través de la reducción del consumo de combustible, el kilometraje y las emisiones de CO2″.

En ese sentido, señala que los retailers están interesados en “optimizar la gestión de su flota y otras operaciones logísticas de su cadena de valor para centrar la mayor parte de sus esfuerzos en mejorar el customer journey del cliente y su satisfacción en general”. Para la gestión de flotas en particular, “la seguridad y la productividad son las principales preocupaciones”, algo sobre lo que Geotab tiene experiencia, ofreciendo diversas soluciones al respecto.

“La seguridad y la productividad son las principales preocupaciones”

Sobre el Big Data, señala que permite la recopilación de datos relevantes de los vehículos de la flota, “por lo que las empresas de retail pueden analizarlos y utilizarlos para aumentar el ahorro incrementando la productividad”. Se puede, por ejemplo, analizar los tiempos promedio de permanencia en el mundo real en ubicaciones como almacenes y centros de distribución, lo que mejora los tiempos de espera y el tiempo invertido en las rutas.

“Las medidas como optimizar las rutas pueden reducir el consumo de combustible, la generación de carbono y los programas de mantenimiento. Cuando se aplica a la gestión de flotas, el Big Data también permite un seguimiento del trayecto detallado y preciso, todo hecho a medida y de acuerdo con las reglas e informes personalizados. Esto se traduce en una disminución del kilometrajedel vehículo y en la reducción del gasto de combustible a través del control del consumo del mismo, prolongando aún más la vida del vehículo”, añade.

La monitorización de la temperatura del interior del vehículo para garantizar el cumplimiento de la regulación también es posible a través del Big Data. Varias soluciones proporcionan monitorización de temperatura en tiempo real y envían alertas inmediatas por SMS o correo electrónico cuando ocurren cambios de temperatura. Esto proporciona tranquilidad a los gestores de flota al saber que su envío llegará según lo previsto.

“Es información valiosa que no debe pasarse por alto ya que tienen la capacidad de afectar directamente el éxito futuro de las empresas mediante procesos logísticos y de transporte más rápidos y rentables. El Big Data hace que estos procesos sean más fáciles y eficientes para que los retailers puedan enfocarse en lo que más les importa: sus clientes“, concluye.

 

Fuente: Foodretail

Te puedes interesar

Piden consolidar reforma energética para que baje precio del diésel

La reforma energética debe consolidarse, con el fin de que bajen los precios de los …