No habrán vuelos privados en el nuevo aeropuerto de México 

Tal como sucede con el actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), el nuevo -que entrará en operaciones en octubre de 2020- no permitirá la operación de la aviación privada. Así lo explicó Raúl González Apaolaza, director corporativo de Infraestructura del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM), el órgano encargado de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM).
“Hubo una gran inquietud sobre si íbamos a permitir a la aviación privada utilizar el (Nuevo) Aeropuerto de la Ciudad de México. Consultamos a los especialistas, consultamos con otros aeropuertos, y no, la aviación privada no puede estar en el Aeropuerto de la Ciudad de México, tendrá que irse.
“Como actualmente la base de la aviación privada es Toluca, habrá que extenderla a Puebla, a Cuernavaca; ahí va a tener un gran mercado”, agregó durante una conferencia magistral en el Colegio de Arquitectos de la Ciudad de México.
El funcionario abundó que la operación de aviones más pequeños disminuye la eficiencia de utilización de las pistas y el espacio aéreo.
En el actual aeropuerto, la operación de la aviación privada está prohibida desde 1994, aunque la aviación gubernamental continuó operando hasta 2013, año en que se limitó el número de dependencias que podían aterrizar o despegar desde ahí debido a la saturación de las pistas y el espacio aéreo.
El encargado de la construcción del mayor proyecto de infraestructura del sexenio rechazó que, después de 2020, queden abandonados los aeropuertos de Toluca, Querétaro, Puebla y Cuernavaca, que, junto con el actual AICM, conforman el llamado Sistema Metropolitano de Aeropuertos.
El Aeropuerto Intercontinental de Querétaro está en vías de convertirse en un aeropuerto dedicado a la carga, pues en la región del Bajío existe bastante demanda debido a la presencia de varias compañías de las industrias automotriz, aeroespacial, entre otras. Eso sí, hace falta una terminal de carga, apuntó.
Asimismo, la Fuerza Aérea Mexicana (FAM) planea utilizar ese mismo aeropuerto como una nueva base de operaciones, por lo que actualmente la administración del mismo analiza la construcción de una segunda pista.
González Apaolaza adelantó que, una vez que el NAICM esté en operaciones, habrá posibilidades de realizar vuelos desde la capital del País a estos otros aeropuertos, de modo que los habitantes de esas ciudades puedan ampliar sus opciones de conectividad y, al mismo tiempo, generar tráfico.
Por otra parte, detalló que, de los 21 paquetes de licitación, el más grande y complejo será el de la terminal, principalmente debido a los sistemas con que ésta deberá contar, como el de manejo de equipaje.
Anticipó que esta licitación podría recibir de varios consorcios formados por constructoras mexicanas en alianza con otras de talla internacional.

Fuente La Razón 

Te puedes interesar

Agencias venden autos seminuevos irregulares: AMDA

En México se detectó la venta en agencias de autos seminuevos con irregularidades, dijo este jueves …