No avanzan legisladores en penas a huachicoleros 

Tras más de 10 años de discusión del tema en el Congreso, la Cámara de Diputados recién aprobó reformas a la Ley Federal para Prevenir y Sancionar los Delitos Cometidos en Materia de Hidrocarburos, a fin de elevar las sanciones hasta 30 años de prisión a toda la cadena que colabora con los huachicoleros en el robo de hidrocarburos.
El dictamen de las reformas, aprobado el 28 de abril pasado, ahora deberá ser discutido en el Senado en el próximo periodo de sesiones que comenzará el 1 de septiembre.

El documento menciona que “entre el 2000 y 2014, la tasa porcentual que refleja la incidencia delictiva (del robo de combustible) se incrementó 2,622% obteniendo un promedio de alza anual de 187%, lo anterior sin descartar la posibilidad de que dicha incidencia delictiva aumente drásticamente en los años subsecuentes debido a la liberación de los precios de la gasolina, lo cual implicaría incrementos bruscos en los precios de venta al público como consecuencia directa de su liberalización al mercado energético”.

Las reformas establecen sanciones de 20 a 30 años de prisión de forma general por robo de combustible. Cuando el robo sea menor o equivalente a 300 litros, se impondrá de 4 a 6 años de prisión; cuando sea mayor a 300 litros, de 6 a 10 años de cárcel.

Cuando sea mayor a 1,000 litros, de 10 a 12 años de prisión, y cuando sea igual o mayor a 2,000 litros, de 12 a 17 años de prisión.

Asimismo, se sancionará de tres a siete años de prisión, a cualquier servidor público que tenga conocimiento y no lo denuncie ante la autoridad.
Contempla prisión de ocho a 12 años al que comercialice o transporte hidrocarburos, petrolíferos o petroquímicos, cuando no contengan los marcadores o las demás especificaciones que para estos productos establezca la autoridad competente.

Se impondrá de seis a ocho años de prisión al arrendatario, propietario o poseedor de un bien inmueble donde exista una derivación clandestina o toma clandestina y tenga conocimiento de esta situación y no lo denuncie.
La sanción carcelaria de 17 a 25 años de prisión será para quien directa o indirectamente reciba, recaude o aporte fondos económicos o recursos de cualquier naturaleza, a sabiendas de que serán utilizados para cometer alguna conducta tipificada en esta ley.

El dictamen argumentó que entre el 2009 y el 2014, Pemex sufrió pérdidas por valor de 46,000 millones de pesos. También refirió que los estados con mayor incidencia de robo fueron Tabasco, Veracruz, Tamaulipas, Nuevo León, Puebla, Estado de México, Guanajuato, Jalisco y Sinaloa.

Recuento de daños

La toma clandestina de hidrocarburos es un delito creciente que pone en riesgo la seguridad de las comunidades, el medio ambiente y las finanzas de Petróleos Mexicanos (Pemex), reporta la empresa.

De acuerdo con el Informe Anual 2016 de Pemex que entregó al Congreso, durante el año pasado se observó un incremento de 24% en las pérdidas de petrolíferos por sustracción en los poliductos.

“Esta situación afecta de forma sensible los ingresos e incrementa los costos de operación asociados a la migración de daños colaterales en la distracción de combustibles”, se lee en el documento.

Para combatir esta situación, Pemex desarrolló acciones como la modernización y optimización de las operaciones del sistema de distribución y coordinación con las distintas autoridades civiles y militares.

El reporte pormenoriza que durante el 2016 hubo un aumento de 10.5% en el número de hectáreas de sitios contaminados, pasando de 1,162 en el 2015 a 1,283 el año pasado. Este comportamiento se debe en parte al incremento en el número de tomas clandestinas.

La compañía también reporta que el total de fugas y derrames en ductos de Pemex, al cierre del 2016 fue de 213 eventos, 2% superior en comparación con el año anterior.

Al desglosar la estadística se observa que en el 2016 existieron 78 eventos de contención en ductos de transporte, de los cuales 51% se originó por causas no asociadas a la integridad, principalmente el vandalismo.

Los números generados por Pemex en ese año dieron cuenta de que desde el 2010 las tomas clandestinas fueron en aumento, al pasar de 691 en ese año a 5,252 en el 2015.

“Alternativa” del crimen

José Ignacio Montero, investigador veracruzano, argumenta a través del documento de opinión “El robo de combustible en México en el contexto del narcotráfico: Una vía alternativa de financiación”, publicado por el Instituto Español de Estudios Estratégicos, del Ministerio de Defensa de España, que a raíz de los golpes continuos policiales y militares a los grupos del crimen organizado, éstos han buscado nuevas vías de financiación, tales como el robo de combustible, tráfico, trata de personas y minería ilegal.

“Si bien esta actividad se lleva a cabo desde hace varias décadas, no ha sido hasta principios del siglo XXI, cuando ha cobrado mayor importancia, una vez que los cárteles han visto en la misma, una fuente muy lucrativa de negocio”, expone.

Fuente El economista 

Te puedes interesar

Aduanales de Nuevo Laredo se movilizan a Colombia tras Huracán

El Presidente de la Asociación de Agentes Aduanales de Nuevo Laredo recorrió junto al Alcalde …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.