Motor de helicóptero de Duarte estalló en llamas

El gobernador César Duarte Jáquez y las seis personas que viajaban con él en un helicóptero que se desplomó en la Sierra Tarahumara la noche del viernes, resultaron con lesiones de leves a moderadas, incluida su esposa Bertha Gómez, quien fue intervenida quirúrgicamente por una lesión en la columna.

Entre los pasajeros iba la periodista Lolita Ayala, con dos personas; los tres fueron trasladados al DF para su atención.
El gobierno estatal confirmó que el mandatario, tras una valoración médica, se encuentra fuera de peligro.
“El gobernador y su esposa están bien, en franca recuperación. El gobernador ingresó al hospital por su propio pie; permanecerá seguramente hoy (sábado) en el hospital y probablemente para mañana (domingo) andará trabajando como siempre”, declaró el secretario general del gobierno, Mario Trevizo Salazar.
El viernes, cerca de las 22:00 hora local (23:00 en la ciudad de México), el helicóptero Bell 429 en que viajaba Duarte, su esposa, Lolita Ayala, un sobrino y una amiga de la periodista, el piloto y un escolta del mandatario, tuvo al parecer una falla en un rotor.
El capitán intentó aterrizar de emergencia, pero la nave se desplomó desde unos cinco metros de altura. El incidente ocurrió en una zona despoblada del municipio de Balleza.
“Tuve temor”.— El gobernador admitió que tuvo “mucho temor, porque hubo fuego en el motor. Yo mismo bajé a Lolita Ayala; el capitán y la tripulación hicieron lo necesario para apagar el fuego y separarnos del aparato que afortunadamente no estalló”, relató desde el hospital.
Detalló que cuando el helicóptero se vino abajo, al momento de tocar el suelo, las hélices provocaron que comenzara a girar sin control, como si se tratara de “una licuadora”.
La esposa del gobernador fue intervenida quirúrgicamente la tarde del sábado, por una lesión que sufrió en una vértebra. El secretario de Salud, Pedro Hernández, dijo que se trató de un procedimiento de bajo riesgo.
Mientras, la periodista Lolita Ayala y sus dos acompañantes fueron trasladados a la ciudad de México. El estado de salud del piloto y el escolta se reporta como estable.
Por protocolo, médico los cuatro permanecerán 48 horas en observación, difundió gobierno del estado.
“No fue un atentado”.— El fiscal del estado, Jorge González Nicolás, aseguró que el desplome se trató de un accidente, y descartó que pudiera tratarse de un atentado contra Duarte y sus acompañantes.
“No tenemos ningún solo indicio, ni siquiera medianamente razonable, de que pudiera existir algo fuera del concepto de accidente, fue algo totalmente fortuito”, declaró.
En tanto, la nave permanece resguardada por elementos del Ejército, hasta que peritos de la Procuraduría General de la República (PGR) realicen los estudios y análisis pertinentes para determinar las causas reales del accidente, informó el fiscal.
Fuente El Universal

Te puedes interesar

Hasta 3 asaltos diarios a camiones de carga en Puebla

Hasta 3 asaltos diarios a conductores de camiones de carga, en diferentes carreteras de la …