Model 3 recorre 120 kms con carga de 5 minutos

Tesla se mueve rápido y en muchas direcciones. Las cifras de producción del Model 3 están aumentando, que ya está disponible para pedidos con valor de entrada de $35,000 dólares. Además, sus automóviles siguen bajando de precio (aunque no al nivel que la compañía quería) en la previa de la presentación del Model Y.

Ahora, el fabricante reveló a través de su blog que el Model 3 de largo alcance pronto será capaz de alcanzar velocidades de carga inéditas gracias las estaciones Supercharger V3 de nueva generación: más de 120 kilómetros en apenas cinco minutos, es decir, el equivalente a 1,600 kilometros en una hora.

A medida que la compañía aumenta su producción, crece su red de estaciones de reabastecimiento: hay más de 1,200 Supercharger en América del Norte, Europa y Asia. Según la firma, más del 99 por ciento de los estadounidenses y el 90 por ciento de los chinos tienen cobertura; y espera llegar al 90 por ciento de los europeos a fines de 2019.

Además de construir más puntos de carga, Tesla está tomando medidas para acelerar el proceso y atender más vehículos. La compañía anunció tres iniciativas: las nuevas estaciones Supercharger V3, el término del reabastecimiento compartido en sus puntos de carga y una actualización de software para permitir el sobrecalentamiento de la batería en ruta.

La arquitectura Supercharger V3 utiliza un nuevo gabinete de energía de un megavatio, similar a los usados por las instalaciones eléctricas de Tesla. Las unidades podrán cargar hasta 250 kilovatios por automóvil. Con una variante de largo alcance del Model 3, por ejemplo, un Supercharger V3 podrá recargar hasta 75 millas en cinco minutos a una velocidad de hasta 1,000 millas en una hora.

Actualmente, los propietarios que se reabastecen en Supercharger comparten la potencia con otro vehículo en el puesto adyacente. Con la nueva política, podrán cargar sus automóviles a la tasa máxima. Combinado con la potencia agregada de los Supercharger V3, las estimaciones de Tesla es que los tiempos promedio bajen en unos 15 minutos.

Para acelerar el proceso, Tesla comenzará a actualizar los automóviles con una nueva función que les permitirá precalentar automáticamente su batería en el trayecto, por lo que cuando lleguen a una estación estará a la temperatura ideal para recibir una carga. La actualización del software debería reducir los tiempos promedio de carga en un 25 por ciento, calcula Tesla.

Una estación beta de Supercharger V3 y disponible para todo el público se abrirá en San Francisco. Mientras tanto, Tesla está desbloqueando tasas de carga de 145kW para los 12,000 Superchargers V2 existentes. En comparación con la tasa actual de 120kW, la nueva capacidad más el calentamiento en ruta significa que la carga en las estaciones actuales será 25 por ciento más rápida. Una vez que los Supercharger V3 de 250kW estén habilitados, debería tomar aproximadamente la mitad del tiempo.

Tesla comenzará el acceso a la última generación de cargadores con el Model 3, mientras que al resto de su catálogo llegará con una actualización de software. Gracias a las nuevas capacidades, la compañía espera duplicar su capacidad de carga total a finales de 2019.

Mantendrá tiendas

El fabricante de automóviles también dio marcha atrás en sus planes para cerrar una gran mayoría de sus tiendas en todo el mundo, medida que tenía como propósito ahorrar dinero y bajar el precio de sus autos.

En otra de las publicaciones en su blog, la firma explicó que mantendrá más tiendas abiertas de las que inicialmente planeó, pero para compensar el costo de administrar una red de distribuidores, eso implicará que los autos serán menos baratos de lo que había calculado.

“Durante las últimas dos semanas, hemos estado evaluando de cerca cada una de las tiendas minoristas de Tesla, y hemos decidido mantener abierto un número significativamente mayor que lo anunciado anteriormente”, escribió la compañía.

Tesla reabrirá algunas de las tiendas que cerró en ubicaciones de alta visibilidad, pero contará con menos empleados.

A principios de marzo, el fabricante explicó que el cierre de la mayoría de sus tiendas le permitiría reducir el precio de sus autos en aproximadamente un 6 por ciento. Como cerrará casi la mitad de las tiendas que planeaba, solo bajará el valor en cerca de un 3 por ciento.

La compañía sigue comprometida con su modelo de ventas en línea. Aunque algunas tiendas mantendrán un pequeño inventario, a la mayoría de los conductores se les mostrará cómo comprar un automóvil en línea, usando un teléfono inteligente o una tableta.

El 82 por ciento de los propietarios del Model 3 compraron su automóvil sin realizar una prueba de manejo, por lo que no sería necesario tener autos de muestra en stock. Sin embargo, los compradores todavía podrán organizar una prueba de manejo a través de su distribuidor más cercano.

Fuente Digital” Trends

Te puedes interesar

Volvo Trucks se compromete con el medio ambiente con reducción de CO2 en sus motores

Respecto a la modificación en la NOM 044, con el fin de lograr el menor …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.