México se prepara para duplicar su almacenamiento de combustible

En los próximos tres años, llegarán al país inversiones por 1,842 millones de dólares en materia de almacenamiento para la distribución de diesel y gasolinas, gracias a 23 nuevos proyectos, casi todos privados, que ya tienen permisos otorgados o se encuentran en evaluación por parte de la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

El presidente del regulador, Guillermo García Alcocer, detalló en entrevista que la nueva capacidad, incluyendo permisos otorgados y proyectos en evaluación por parte del regulador, ascendería a 17 millones 695,854 barriles adicionales de capacidad, que representan nada menos que 80% de la capacidad actual con que cuenta Petróleos Mexicanos (Pemex) Logística en sus terminales.

Según detalló, en el marco del foro Energy Mexico, las temporadas abiertas de la capacidad de Pemex —de las cuales se lleva a cabo la segunda etapa para arrendar 11% de la capacidad nacional en el Sistema Norte Zona Frontera; Sistema Pacífico Zona Topolobampo, y Sistema Norte Zona Madero— serán sólo una solución provisional para arrancar la competencia, ya que el objetivo es que terceros construyan su propia capacidad.

LOS PROYECTOS

Los proyectos con un permiso otorgado o en espera de la aprobación del regulador se ubican en 14 entidades de la República, que son Tamaulipas, Estado de México, San Luis Potosí, Yucatán, Guanajuato, Veracruz, Chiapas, Jalisco, Ciudad de México, Colima, Nuevo León, Baja California, Sonora y Aguascalientes, detalló la CRE. De éstos, 12 proyectos, con una capacidad de 5 millones 606,614 barriles que representan 32% de la nueva capacidad, cuentan ya con el permiso de la CRE, lo cual implica que realizaron las gestiones ambiental y social y están en alguna etapa de cierre financiero o arranque de la construcción, para estar listos en alrededor de tres años. Los nuevos proyectos de infraestructura de almacenamiento con permiso son: Combustibles de Oriente, en Matamoros; Hydrocarbon Storage Terminal, en Acolman; Interport FTZ, en San Luis Potosí; Gas Natural del Noroeste, en San José Iturbide; Orizaba Energía e Invex Infraestructura, en Tuxpan; Vopak, en San Juan de Ulúa; Hidrocarburos del Sureste, en Puerto Progreso; Comercializadora Larpod, en Puerto Madero; Olstor Services, en Lagos de Moreno, y F. Ruiz e Hijos, en la delegación Cuauhtémoc de la Ciudad de México, además de la terminal de la CFE en Manzanillo.

En tanto, hay 11 proyectos más, con inversiones conjuntas de 1,175 millones de dólares (que es 63% de las inversiones mencionadas), con una capacidad de 12 millones 089,240 dólares. Estos proyectos se ubican en Escobedo, Jocotitlán, Altamira, Mexicali, Hermosillo, Tuxpan, Cosío, Veracruz, Axapusco y nuevamente Manzanillo.

Estas terminales se suman a los cuatro proyectos en firme que anunció el gobierno el año pasado: el poliducto de Monterra Energy, con una terminal de almacenamiento y un poliducto de 270 kilómetros de Tuxpan a Tula; el poliducto INI4, de Invex, con tres terminales de almacenamiento y un poliducto de 265 kilómetros de Tuxpan a Tizayuca; el poliducto Frontera Norte de Dos Águilas y Howard Energy, con cuatro terminales de almacenamiento y un poliducto de 460 kilómetros de Corpus Christi, Texas, hasta Nuevo Laredo y Santa Catarina, y el proyecto de Sierra Oil & Gas, Grupo TMM y TransCanada, que consiste en una terminal marítima, una de almacenamiento y reparto terrestre y un ducto de 265 kilómetros.

Fuente El economista

Te puedes interesar

Locuras de AMLO provocaría cierres de agencias y fábricas automotrices: AMDA

“Si empiezan a hacer locuras”, en el próximo gobierno de Andrés Manuel López Obrador, como …