México ‘rebasa’ en autos de superlujo a Brasil y Chile

En diciembre Infiniti iniciará en México la producción de autos de súper lujo -conocidos como full-size luxury-, lo que generará una mayor oferta en un mercado considerado ‘la joya de la corona’ de la categoría en América Latina.

En 2011 se vendieron en México 173 autos de este segmento, 39 por ciento menos que en Brasil -que en su momento era el país más relevante de la región para este negocio-, sin embargo en 2016 se comercializaron 401 unidades, 46 más que lo desplazado en Argentina, Chile y la nación carioca juntos, revelan datos de Euromonitor, analistas y la consultora JATO.

La recesión en que cayó Brasil, combinado con la estabilidad macroeconómica en México, provocó que ‘la nación azteca’ se convirtiera en la estrella del negocio en Latinoamérica.

Se colocaron en el país 401 unidades del segmento full size luxury.

Expertos y directivos de empresas refirieron que las ventas en esta categoría de autos -que cuestan entre 1.5 y 5 millones de pesos- crecieron en México por los créditos que se ofrecen con tasas de interés atractivas y pagos accesibles.

“Todas las marcas dan más acceso a un mayor número de consumidores a productos de lujo, ofreciendo experiencias que provoquen a las personas a gastar más”, explicó Gerardo Gómez, director general de la consultora J.D. Power en México.

Estimó que del 47 por ciento de los clientes que compran autos premium en el país, 10 por ciento accede a unidades de superlujo, pero que ese porcentaje puede acelerar por las facilidades en los créditos.

La tasa promedio anualizada para un financiamiento automotriz en la nación sudamericana es de 22.68 por ciento, según el Banco do Brasil, mientras que en México se ubica en 13.19 por ciento, refirió la Condusef.
Jorge Escudero, vocero de Jaguar Land Rover, consideró que es importante dar opciones de crédito como su programa Compra Inteligente.

Menores tasas de interés, además de la atención al cliente han conquistado a compradores mexicanos vehículos

“Es un producto financiero exclusivo de Jaguar Land Rover que permite a nuestros clientes llevarse un vehículo con mensualidades muy accesibles de hasta 8 mil 500 pesos. Lo más importante de este instrumento financiero es que al finalizar el periodo de crédito nuestros clientes tienen tres opciones: liquidar el vehículo y quedárselo, refinanciar hasta 24 meses más el valor remanente del crédito o devolver el vehículo y adquirir uno nuevo bajo el mismo esquema”, explicó.

Philipp Heldt, director general de Infiniti para México y América Latina, destacó que el volumen de autos premium colocados en el país duplicó en 2016 al que se tenía antes de la crisis económica global de 2009, por lo que mantienen la expectativa de alcanzar cifras récord históricas en el 2017.

“Para la marca, México está entre los 10 países más importantes para vender (en el mundo). En los últimos tres años las ventas crecieron de manera sostenida, lo cual nos genera una perspectiva positiva sobre lo que suceda en 2017”, explicó.

La CDMX, reveló el directivo, es el principal mercado, pues una de cada dos unidades de lujo se vende en esta urbe.

Pedro Albarrán, CEO de Hyundai México, explicó que la atención al cliente también juega un papel importante en el crecimiento de la categoría, pues los compradores buscan una experiencia única.

Los de Súper lujo

Las marcas que fabrican unidades artesanalmente y en exclusiva, conocidas como “ultra lujo”, como Aston Martin, Rolls Royce y Bentley, entre otras, también quieren aprovechar las oportunidades que ofrece el mercado mexicano.
Martin Josephi, CEO de Aston Martin en México, negó que sea extremadamente difícil acceder a unidades de este tipo -cuyo precio va de 150 mil a 500 mil dólares-, pues los requisitos de compra son los de la normatividad nacional. 
“Sólo que por el precio de las unidades que comercializamos el único requisito adicional es que se cumpla con lo establecido en la Ley Antilavado”, agregó.

“La mayoría de los clientes compran de contado, aunque también hay opciones de financiamiento. La mayoría de los créditos que se han establecido son tramitados por nuestros clientes directamente con los bancos de su confianza, sólo pedimos un mínimo de 25 por ciento en enganche”, explicó Josephi.

Andreas Bareis, CEO de McLaren para Latinoamérica, África y Medio Oriente, dijo que desde su llegada a México -a inicios del año pasado- han visto oportunidades, pues entre 2015 y 2016 sus ventas en el país crecieron 20 por ciento.

“Obviamente México es un mercado importante en la región, actualmente estamos en Sudamérica porque tenemos una tienda en Chile. Pero hablando de México, vemos un gran potencial para nosotros”, destacó.

Fuente El Financiero

Te puedes interesar

México aumenta 50% la capacidad de transporte de carga en Mesa de Otay

En la región Tijuana-San Diego se concluyeron, en diciembre de 2016, las obras de modernización …