México le ahorra 2 mil 368 mdd a armadoras de EU

Tan sólo por el menor gasto en mano de obra, México ahorró durante 2015 alrededor de 2 mil 368 millones de dólares a las grandes automotrices de Estados Unidos que armaron vehículos en el país.

Se trata de un monto poco mayor a la inversión que realizará Ford para construir su planta en San Luis Potosí (mil 600 millones de dólares), más la inyección de capital de General Motors (de 800 millones de dólares), para mejorar su operación en Guanajuato y San Luis Potosí.

El costo laboral promedio por automóvil fabricado en México fue de 970 dólares, 60 por ciento menor a que si lo hubieran armado en suelo estadounidense, donde costaría 2 mil 425 dólares, revela un análisis de El Financiero con estimaciones del Centro de Investigación Automotriz (CAR, por sus siglas en inglés) y de Ernest & Young.

Donald Trump, presidente electo de Estados Unidos, ha dicho que quiere revisar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) para imponer aranceles a los autos importados de México.

El próximo mandatario de la Unión Americana ha argumentado que estos les quitan empleos a los ciudadanos estadounidenses ante el bajo costo de la mano de obra y las facilidades fiscales que dan los gobiernos de los estados donde se instalan las plantas de firmas como Ford, General Motors y Fiat Chrysler Automobil.

Especialistas y representantes de la industria destacaron la importancia de esperar los resultados de una eventual renegociación del TLCAN, pues a pesar de que se pudiera amortiguar un arancel de 15 por ciento a los autos armados en México con menores costos y la fortaleza del dólar sobre el peso, aún pueden ajustarse los planes de las automotrices porque el cambio les puede quitar competitividad.

“Es un hecho que (una renegociación) pondrá a las armadoras a replantear sus futuros pasos dentro y fuera de México, sin embargo el aumento en la calidad de producción, la cual sube a mejor ritmo que el promedio global, indica que es un atributo más de nuestro país. 

Enfocando esfuerzos en este sentido podríamos lograr una inigualable combinación entre calidad y costo de producción”, dijo Brais Álvarez Gallardo, analista de la práctica automotriz de J.D. Power México.
laboral por auto producido en México en 60% menor en comparación con Estados Unidos. 

En el mercado de Estados Unidos, el costo de la mano de obra es en promedio el 7 por ciento del precio final de un vehículo, por arriba del 3 por ciento que significa en México, de acuerdo con Kelly Blue Book.

Según cifras del INEGI, el 62 por ciento del total de las autopartes que se utilizan para para armar un automóvil en México proviene de firmas locales y el restante 38 por ciento se importan de Estados Unidos o de alguna nación de Asia como Japón o Corea del Sur.

Se estima que Fiat Chrysler Automobil (FCA), la cual produjo el año pasado 503 mil 589 vehículos en suelo ‘azteca’, gastó alrededor de 488 millones de dólares en mano de obra, 733 millones de dólares menos que si hubiera manufacturado ese mismo número de unidades en Estados Unidos.

Este ahorro equivale al 43 por ciento de la utilidad neta reportada por la compañía en el 2015.
En el caso de Ford, el cual produjo 433 mil 752 unidades en 2015 en México, pagó en trabajadores aproximadamente 420 millones de dólares, unos 631 millones menos respecto a que si hubiera optado por fabricarlas en Estados Unidos. Esa cantidad representa el 8.2 por ciento del total de su beneficio neto.

Por otro, General Motors armó el año pasado 690 mil 446 vehículos en el país. De haberlo hecho en Estados Unidos, su gasto en mano de obra habría alcanzado mil 674 millones de dólares, 150 por ciento más que lo que desembolsó en México. Por tanto, al hacerlo en el país se ahorró mil 4 millones de dólares, los cuales son equiparables al 11.9 por ciento de su ganancia neta del año anterior.

Las oportunidades y sus ventajas

Los beneficios que obtienen las automotrices estadounidenses por armar sus vehículos en el país les da un amplio margen para que puedan hacer un plan de negocio que les permita adecuarse si existiera algún cambio en el TLCAN, dijo Mario Hernández, socio líder del segmento IMMEX de KPMG México.

Según información de la Organización Internacional de Constructores de Automóviles (OICA), México escaló este año del décimo al séptimo lugar como productor de autos a nivel global. Para Eduardo Solís, presidente de la AMIA, esto es reflejo de la calidad de la mano de obra y no sólo del bajo costo laboral.

“Si fuera sólo por el bajo costo laboral (la apertura de plantas en el país), tendríamos fábricas en Centroamérica, incluidas Guatemala o El Salvador, pero no es así, y esto es por el desarrollo de mano de obra calificada, con lo cual México ofrece los mejores profesionales para hacer autos de calidad”, consideró.

En materia de autopartes, Óscar Albín, presidente de la Industria Nacional de Autopartes (INA), destacó que el costo laboral puede pesar entre 4 y 25 por ciento en los gastos de operación de una empresa fabricante de piezas para vehículos, dependiendo de lo que se fabrique.

“Hay otros componentes que mueven más el costo de una planta, como puede ser la energía eléctrica, importante en la fundición de hierro”, agregó.

Funete El Financiero

Te puedes interesar

Sólo por estas 3 razones te puede multar una patrulla ecológica

En la Ciudad de México desde el mes de mayo, las patrullas ecológicas están autorizadas …