Mercedes-Benz va por mercado de Tesla

Daimler AG planea gastar US$ 1,000 millones para comenzar la producción de vehículos eléctricos Mercedes-Benz en su fábrica de Alabama, Estados Unidos, posicionando al mayor fabricante de automóviles de lujo del mundo en la línea de batalla con el especialista de vehículos a batería, Tesla Inc., en su propio mercado.

El fabricante de automóviles alemán construirá su quinta planta de baterías en todo el mundo y creará más de 600 puestos de trabajo en la región, anunció la compañía el jueves en un comunicado. La fábrica de Alabama ensamblará vehículos todoterreno eléctricos, que competirán directamente con el modelo X de Tesla, y convierte a Daimler, con sede en Stuttgart, Alemania, en la primera compañía europea en ensamblar autos eléctricos en Estados Unidos.

“Estamos celebrando nuestro 20 aniversario en nuestra planta de producción en Tuscaloosa, Alabama, y ​​estamos aprovechando la ocasión para expandir la operación y alimentar adicionalmente el crecimiento”, dijo el jefe de producción Markus Schaefer en una entrevista con Bloomberg TV. “Estamos muy confiados en el crecimiento futuro en EE.UU. en el largo plazo”.

Si bien la inversión podría aliviar las tensiones con el presidente Donald Trump, que ha afirmado que se venden demasiados autos alemanes a los estadounidenses, el verdadero objetivo es sin duda la intensificación de la rivalidad con Tesla. El sedán Model S de la marca automotriz de Palo Alto, California, superó el año pasado las ventas del Mercedes S-Class y del BMW Serie 7 en EE.UU., ejerciendo presión sobre las marcas tradicionales para que defiendan su imagen como automotrices innovadoras.

Mayor electricidad

La inversión de Daimler demuestra que el cambio de estrategia del fabricante de automóviles hacia los vehículos eléctricos está tomando forma. La automotriz alemana también está en conversaciones para expandir su empresa conjunta con la china BYD Co., Denza, con modelos adicionales, dijo el jueves el presidente de la junta, Wang Chuanfu, a un grupo de periodistas en China.

Al igual que otros fabricantes de automóviles, Daimler se está preparando para un momento en el que las ventas de vehículos a batería despeguen finalmente. Las ventas en EE.UU. se multiplicarán cuatro veces en el 2021 a 643,000 unidades frente a los niveles del 2016, según estimaciones de Bloomberg New Energy Finance. Se espera que el segmento domine más de un tercio de las ventas en el 2030.

Como parte de un despliegue en vehículos verdes de 10,000 millones de euros, Mercedes presentó un hatchback eléctrico este mes en el Salón del Automóvil de Fráncfort. Además de la nueva línea EQ de autos a batería, el fabricante agregará versiones electrificadas a lo largo de su rango de modelos. La marca Smart City-Car de Daimler dejará gradualmente de ofrecer autos con motores de combustión a partir del 2020.

Fuente Gestion

Te puedes interesar

Autotransporte de carga, nuevo blanco de EU en la renegociación del TLC

Estados Unidos hace de los autotransportes de carga un nuevo blanco en la mesa de …

Un comentario

  1. Que mala información, Daimler tiene acciones en Tesla, también son en parte dueños de la marca donde han tenido acceso a la tecnología.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.