Más de medio millón de autos llamados a revisión en lo que va de 2017

En México, por medio de la Profeco, en el primer semestre de 2017 las automotrices llamaron a revisión (conocidos como recall) a casi 667 mil autos -por algún defecto que puede afectar su funcionalidad-, lo que representó el volumen más alto en la historia del país y un aumento de 323 por ciento respecto a lo registrado en todo 2016.

El 81 por ciento de los llamados -538 mil 167 autos- tuvieron que ver con una falla en las bolsas de aire y el 97 por ciento de éstos correspondieron a la japonesa Takata, cuyos equipos al desplegarse ante una colisión pueden reventarse y liberar piezas de plástico con el riesgo de incrustarse en el cráneo y torso de los pasajeros.

Los 538 mil 167 coches llamados por este defecto equivalen al parque vehicular de Querétaro.

A inicios de julio se cumplieron dos años desde que se reportó la primera persona en el mundo que fue víctima de las bolsas de Takata. A la fecha suman 18 muertos y 150 heridos. A pesar de que la firma se declaró en bancarrota a mediados de junio pasado por esta crisis, se siguen generando daños.

Brais Álvarez, analista de la práctica automotriz de J.D. Power México, reconoció que para la industria es negativo que existan tantos llamados a revisión.

“Esto afecta la percepción de calidad y confiabilidad de los vehículos, el tiempo que dure dependerá de la cantidad de llamados. Sin embargo, son acciones responsables de las marcas por lo que eventualmente el consumidor suele comprenderlo de una manera más positiva”, destacó.

En Estados Unidos los llamados por las bolsas de Takata iniciaron en 2014 cuando se dispararon las revisiones en 140 por ciento, según registros de la Administración Nacional de Seguridad en el Tráfico en las Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés).

En México, en 2016 las automotrices comenzaron las reparaciones en coordinación con la Profeco, pero fue hasta el presente año cuando las autoridades empezaron un registro de los autos con posibles fallas.

El 44.4 por ciento del total de vehículos llamados a revisión fueron de Honda; 31.5 por ciento de Toyota; 10.5 por ciento de Dodge y 4.5 por ciento de Mitsubishi. Sumados representaron 91 por ciento de los recalls.

Luis Lozano, director de relaciones gubernamentales de Toyota México, dijo que la empresa responde lo más rápido posible a sus clientes y agregó que al momento en el país aún no hay víctimas mortales por esta situación.

“Vamos avanzando en los cambios de bolsas de aire, hacemos un llamado para que los clientes puedan verificar en la página de Toyota si su automóvil es sujeto a revisión. Nosotros trabajamos de manera profunda en los procedimientos internos y seguimos de cerca a los consumidores”, comentó.

Mauricio Kuri, especialista del sector, afirmó que a pesar de la declaración de bancarrota de Takata el pasado 26 de junio, la empresa debe cumplir el pago a las armadoras para las reparaciones.

Esto, agregó, es culpa completamente del fabricante de las autopartes, puesto que incumplió con las normas de calidad que imponen las armadoras, estatuto con el que se protegen de este tipo de errores y no enfrentan gastos.
En el mundo se detectaron más de 19 millones de autos con bolsas de aire de Takata con problemas de seguridad, los cuales se han reparado desde 2015.

Los reguladores estadounidenses dieron a Takata hasta finales del 2019 para probar que sus infladores de bolsas de aire de reemplazo son seguros, de lo contrario deberá cambiarlos de nuevo.

¿QUIÉN SUPERVISA LAS ALERTAS A CLIENTES?

Aún con los llamados a revisión, existen muchos huecos legales y de divulgación en México por lo cual no se llega a cubrir a 100 por ciento de los afectados en el país.

Bernardo Altamirano, director de la consultora Central Consumidor y Ciudadano, dijo que no hay un lineamiento de cómo debe hacerse y vigilarse el llamado a revisión.

“Sobre cuántos autos son los que tienen la falla, las características que tienen, en dónde se vendieron y cómo se van a reparar, esas son prácticas internacionales que hacen las empresas automotrices, pero no está plasmado en la ley (de México)”, dijo el también extitular de la Profeco.

La Profeco dijo en un correo a El Financiero que a través de su sistema de alertas rápidas refuerzan el llamado que hacen las firmas para la revisión de coches, pero sólo las automotrices son las encargadas de llevar el censo de los vehículos reparados.

De los coches llamados a revisión durante la primera mitad de 2017, el 95 por ciento correspondieron a fallas de seguridad que pondrían en riesgo la vida de los pasajeros. El año pasado 51 por ciento fueron de ese tipo.

Las marcas con menos llamados en los últimos 18 meses son Lamborghini, Nissan, SEAT, Porsche, Chrysler y Suzuki, los cuales suman 1.8 por ciento de los autos con recall.

Te puedes interesar

Saquean tráiler de cerveza accidentado en Chiapas

Pobladores saquearon un tráiler cargado de cervezas que volcó en el tramo carretero Tuxtla Gutiérrez-Chiapa …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.