Los riesgos de comprar un auto usado

Tenencias sin pagar, golpes ocultos en la carrocería, kilometraje “truqueado” y, en algunos casos, un excelente producto a buen precio. Este abanico de opciones (y varias más) podemos hallar cuando queremos comprar un auto usado, ya que, a diferencia de un auto nuevo el cual sabemos perfectamente qué esperar, es muy complicado conocer los antecedentes reales de un seminuevo ya que cada auto tiene un historial único y particular… ¿Cierto?

Total Check – la plataforma tecnológica que te permite consultar el historial más completo de un vehículo en solo unos segundos – ha hecho una radiografía sobre cuál es el estado de los autos de segunda mano que se encuentran en el mercado mexicano, para que cuando estés en busca de uno, identifiques si se trata de un riesgo o una inversión:

A. Irregulares

Muchos de los autos que se encuentra en el mercado de seminuevos no están al corriente de todos sus pagos. Dado que son coches que están a la venta, los propietarios suelen no invertir más en ellos para evitar perder dinero en una posible transacción.

En este caso, el riesgo depende cuántos adeudos tenga y si tienen un bajo costo de regularización. Si no son trámites tan complicados o costosos, puedes negociar el precio del auto descontando el monto de los saldos pendientes y así llegar a un buen acuerdo.

B. Con cirugías estéticas

Cuando vas vender tu auto quieres que luzca lo mejor posible, ¿no es así? De la misma forma piensan todos los vendedores ya que buscan a como dé lugar, que todas las imperfecciones se oculten y, en el mejor de los casos, se borren con un poco de polish o pintura. Sin embargo, en muchos casos, estos autos pueden guardar un historial de choques, repuestos y composturas que afecten en consideración el funcionamiento del auto en un mediano o largo plazo.

Para evitar un riesgo mayor, es importante que revises minuciosamente los detalles de la pintura y cuentes con el apoyo de un experto en carrocerías. De lo contrario, podrías llevarte una desagradable sorpresa en el futuro.

C. Muy corridos

Un vehículo particular de uso cotidiano en ciudad debería recorrer entre 18,000 y 25,000 kilómetros al año. Al multiplicar esa cifra por el tiempo que ha estado en circulación, te podrás dar una idea del registro que debe tener en el tacómetro.

Si rebasa dicha cifra por una cantidad considerable, estás ante un problema en potencia ya que los autos que están “muy corridos” suelen presentar problemas en el corto plazo. Tendrás que cambiar piezas grandes y el mantenimiento cada vez será más caro. Es un riesgo muy alto que no te conviene correr.

D. Los equilibrados

Este espécimen es el más extraño, y a la vez, el más deseable. Son autos que no tienen adeudos (o muy pocos), solo cuentan con ciertos “detalles” en la pintura y el kilometrajes es acorde a su modelo o incluso, inferior. Y sí, aunque no lo creas, hay muchos autos así en el mercado pero se venden rápidamente.

Para encontrar un auto seminuevo bien equilibrado es indispensable contar con la ayuda de una herramienta como Total Check. Esta plataforma tecnológica te permite conocer el historial más completo de un vehículo en tan solo unos minutos. ¿Cómo lo hace? Introduces el número de placa, el VIN del vehículo que te interesa, un correo electrónico y rápidamente tendrás el reporte completo de tu prospecto. Sabrás si tuvo percances, qué tan graves fueron, si tiene piezas dañadas o reemplazas y si cuenta con algún tipo de adeudo o si cuenta con antecedente de robo.

Con esta información a la mano será casi imposible que pierdas tiempo en elegir el auto que tanto buscas y lo harás con el menor riesgo posible. ¡Qué esperas!

Si quieres saber más, visita totalcheck.mx y conoce al asesor automotriz en línea más completo del mercado.

Te puedes interesar

Queretaro tiene como meta ser el “HUB” de carga en el país

El Aeropuerto Intercontinental de Querétaro (AIQ) mantiene el objetivo de forjarse como el hub nacional …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.