Los faldones aerodinámicos en el remolque

Con un simple aditamento que mejore su aerodinámica, tu tráiler podría tener un incremento en la eficiencia de consumo de combustible de hasta un 7%, lo cual podría representar un ahorro de cientos de dólares al año.

La aerodinámica es uno de los factores que más afecta la eficiencia en el consumo de combustible de los vehículos, por eso los autos deportivos siempre tiene formas que buscan reducir al mínimo la resistencia del viento. Sin embargo, en el caso de los camiones articulados no hay tantas libertades en cuanto al diseño de la carrocería, pues hay regulaciones y necesidades prácticas que cumplir. Los camiones Clase 8, por ejemplo gastan entre un 50 y un 70% de su potencia en vencer la resistencia del viento cuando circulan en carretera. De hecho, la NASA llevó a cabo un estudio en los años ochenta en el que demostró que el arrastre producido por el viento por un vehículo de forma rectangular podía reducirse un 30% si se hacen curvas las partes delantera, trasera e inferior. Por supuesto, uno no puede simplemente diseñar un camión, pero sí puedes mejorar su aerodinámica añadiendo unos cuantos –e increíblemente simples- aditamentos: faldones.

La tecnología que rodea a los faldones en los tráilers es muy efectiva para redireccionar el flujo de aire y los vientos cruzados que causan el arrastre, haciendo que las ruedas traseras, los travesaños y los ejes provean un mejor flujo laminar del aire alrededor del tráiler, es decir, reducen la resistencia al viento. Una de las compañías que lleva varios años trabajando con esta idea es Freight Wing y recientemente presentaron un nueva geometría para los faldones, que ellos llaman Aeroflex, la cual mostró una mejora significativa en la eficacia de los mismos; de hecho, afirman que con este nuevo sistema es posible recortar hasta un 7% los gastos en combustible.

En pocas palabras, se trata de unos paneles fabricados en plástico DMP o fibra de vidrio reforzada que se colocan debajo, enfrente y detrás de la caja del tráiler para cerrarle la entrada al aire. Los materiales fueron elegidos por su bajo peso y flexibilidad, para aumentar al máximo la durabilidad al resistir varios impactos sin dañarse. Estos faldones pueden doblarse hacia fuera, adentro y, más importante, hacia arriba, para evitar el daño causado por situaciones donde la distancia al piso no es mucha, como en los muelles de carga con rampas.

Otra zona que resulta bastante perjudicada por el arrastre del viento es la que existe entre el camión y el remolque, la cual puede hacerse más aerodinámica con relativa facilidad. De hecho, los fabricantes han hecho grandes avances en esta área, pero les es imposible sellarla por completo –el escenario ideal- ya que ese espacio es necesario para que el camión pueda girar. De hecho, en esta edición tenemos un artículo sobre el Mercedes-Benz Aerodynamics Truck Trailer, un proyecto con el que la marca ha dejado claro lo importante que es la aerodinámica para un consumo de combustible más eficiente.

Fuente transporte Latino

Te puedes interesar

Enrique González, candidato de unidad para presidir Canacar

Rogelio Montemayor Morineau presidente de la Cámara Nacional de Autotransporte de Carga destapó Enrique González …