Los aeropuertos son un negociazo

La respuesta del aspirante presidencial fue lapidaria: “Si es tan buen negocio, que lo construya él”, a partir de lo cual se empezó a barajar la idea de concesionarlo al sector privado desde la fase de construcción.

Y aunque las vestiduras se desgarraron frente a lo que parecía una contradicción ideológica del hoy presidente electo de México, lo cierto es que la intención del gobierno, una vez en operación la futura terminal, era concesionarla paulatinamente a particulares.

De hecho, los usuarios habían recibido desde ya la noticia de que la operación de carga se concesionaría a una empresa privada.

Y lo cierto, además, es que las concesiones aeroportuarias entregadas en bloque por el gobierno zedillista han resultado negocios cuya rentabilidad no alcanzan los comercios, tradicionales dueños de la tajada de león.

El año pasado, por ejemplo, el Grupo Aeroportuario del Pacífico obtuvo ingresos por un total de 12 mil 365 millones 91 mil pesos, en tres capítulos: servicios aeronáuticos, servicios no aeronáuticos y servicios por adiciones a bienes concesionados.

Descontado su costo de operación, se obtuvo una utilidad de 6 mil 281 millones 731 pesos, dando pauta a otra antes de impuestos de 6 mil 171 millones 722 mil pesos.

Esta representa un rendimiento equivalente a 50.80%.

Ahora que una vez cubiertos los tributos de ley, el grupo aeroportuario registró una utilidad neta en el año de 4 mil 731 millones 81 mil pesos, equivalentes a un rendimiento de 38.26%.

A su vez el Grupo Aeroportuario del Sureste registró ingresos por 12 mil 594 millones 818 mil pesos, que descontado el costo de operación derivaron en una utilidad antes de impuestos de 8 mil 391 millones 544 mil pesos, equivalentes a un rendimiento de ¡66.61%!

Ahora que la utilidad neta llegó a 6 mil 780 millones 160 mil, equivalente a su vez al 53.62%.

Las cifras del Grupo Aeroportuario Centro Norte no son distintas. Durante 2017 obtuvo ingresos por 7 mil 229 millones 827 mil pesos, que antes de impuestos le dieron una utilidad de 2 mil 956 millones 565 mil pesos, equivalente a un rendimiento de 41.38%.

La utilidad neta del año fue de 2 mil 137 millones 442 mil pesos, lo que representó un rendimiento de 29.98%.

Desglosado, el ingreso aeronáutico y no aeronáutico por pasajero fue de 298 pesos, equivalente a 15 dólares.

Como usted sabe, el pago por derecho de uso de los aeropuertos se carga en la tarifa aérea y es variable de acuerdo a la temporada y la propia terminal.

Para agosto, por ejemplo, el costo para los operados por Aeropuertos y Servicios Auxiliares para vuelos nacionales es de 238.30 pesos. Para internacionales sube a 434.66 pesos.

El más caro es el aeropuerto de Durango, con 451.26 pesos, y el más barato es de Mazatlán, con 412.89.

Negocio redondo.

Fuente El Universal

Te puedes interesar

Michelin iniciará producción en León en diciembre

La planta de Michelin, ubicada en Santa Ana del Conde, en León Guanajuato, arrancará su …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.