Los 5 errores más comunes que cometen las empresas transportistas

Contrario a lo que se piensa, los programas ERP (Enterprise Resource Planning) no son obsoletos, al contrario, hoy más que nunca son una pieza fundamental en las empresas, ya que han evolucionado y se han convertido en grandes aliados de prácticamente todos los sectores del país.

Un software ERP centraliza toda la información, la gestiona y proporciona a los directivos los mejores caminos a tomar día con día, por lo que pueden considerarse como la columna vertebral de todos los procesos clave del negocio.

Con este panorama, es fácil observar cuáles son los 5 errores más comunes que actualmente cometen las empresas transportistas. 

1. Dividir cada área de la empresa para que sea independiente

Es una grave equivocación separar los departamentos de la compañía y que operen de manera independiente, ya que los problemas se multiplicarán. Lo mejor es centralizar todas las tareas y tener un control general. Los ERP son capaces de ejecutar todos los procesos críticos del negocio: producción, obligaciones fiscales, pagos, rutas, recursos humanos, planificación financiera, abastecimiento, entre otros. La centralización permite un mejor manejo de la organización.

2. No actualizar el sistema

Los corporativos y la mayoría de las pymes en México ya utilizan un software de gestión de datos, sin embargo, en algunos casos no lo actualizan como es debido. Es necesario actualizarlo constantemente para evitar fallas en los procesos, aplicar mejoras y prevenir ataques por parte de hackers. Los ERP actuales cuentan con soluciones avanzadas de protección de datos y sus proveedores refrescan remotamente sus sistemas, certificados de seguridad y entorno para evitar vulnerabilidades.

3. No hacer una evaluación periódica de seguridad

Es un error fatal dejar toda la responsabilidad de la seguridad de los software de ERP a los proveedores y sus técnicos, ya que una falla que detenga los procesos por minutos o días puede representar pérdidas millonarias a la compañía. Es importante que los directivos de Tecnología y Finanzas de las empresas desarrollen esquemas de evaluación de la seguridad que incluya 3 aspectos:

Plataforma: Controlar la configuración de la arquitectura del ERP, como los puertos abiertos, las conexiones a internet y los sistemas de seguridad como antivirus y antispyware para detectar amenazas de software espía.

Configuración: Comprobar los parámetros que afecten a la seguridad del sistema y de los datos.

Delegación de funciones: Verificar que los roles y autorizaciones de los usuarios son correctos , que sus permisos corresponden con las tareas que realizan y hacer un programa de constante cambio de claves de acceso.

 4. No implementar nuevas tecnologías

Es necesario abrirse a las tendencias tecnológicas que el mismo mercado vaya dictando. Un ejemplo es la Inteligencia Artificial (IA), la cual no es exclusiva de la robótica, sino de cualquier sector, incluyendo al transporte. Los algoritmos de la IA son capaces de predecir eventos y pueden evitar errores humanos en la gestión integral del negocio.

5. No tener un proveedor de confianza

Contratar los servicios de un proveedor sólo por ser barato, puede salir muy caro. Es importante analizar bien al proveedor de nuestro ERP, que cuente con certificaciones, amplia cartera de clientes, cobertura total del país, que utilice tecnología de punta en sus productos y que cuente con soporte de calidad.

“Estar cerrado a las nuevas tecnologías y no destinar parte del presupuesto a ellas, es irse marginando poco a poco del mercado, hoy es necesario innovar  para colocarse a la alza en una industria que representa el 3% del PIB” finalizó Julián Gaxiola, director de GM Transport.

Te puedes interesar

Industria automotriz y productos perecederos en riesgo por lentitud de cruces fronterizos: Canacar

Enrique González Muñoz, presidente de la Cámara Nacional de Autotransporte de Carga, dio a conocer …

Un comentario

  1. Faltan mas errores comunes que representan perdidas, se pueden identificar
    y corregir con anticipación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.