Los 5 autos más rápidos del mundo

Cuidado porque en los récords de velocidad hay una trampa muy común que nos pueden colar. Muchas marcas sacan pecho anunciando velocidades máximas de infarto, pero que no han sido demostradas en la práctica. Por eso, aquí te traemos la lista de coches de producción más rápidos del mundo sin trampa ni cartón.

Estar entre los coches con velocidad punta más alta es una tarea muy complicada que da un extra de caché al modelo que lo consiga. Pero, por muy capaces que sean sus motores y por muy largas que sean sus marchas, hay un aspecto que los limita mucho a la hora de demostrar su velocidad en el asfalto: los neumáticos.

Por eso, marcas como Michelin llevan tiempo desarrollando unos neumáticos capaces de soportar semejantes velocidades sin acabar hechos trizas. Y por eso vehículos como el Bloodhound SSC, que no juegan en la liga de los coches de producción, llevan ruedas macizas de aluminio.

Las presiones que aguanta un neumático a más de 400 km/h

Para que te hagas una idea de las fuerzas que tiene que aguantar un neumático, cuando un Bugatti Chiron llega a 400 km/h, sus neumáticos tienen que aguantar hasta 5.000 Nm de par. Traducido a una unidad de medida más intuitiva, supone una presión cercana a las 3.800 veces la fuerza de la gravedad.

Cada modelo somete a sus ruedas a un esfuerzo diferente. Factores como la carga aerodinámica que lo pega al suelo, el peso del coche y el diámetro de las ruedas afectan mucho a las capacidades que debe tener un neumático. Sin embargo, no es tan sencillo modificar estas características para rebajar el esfuerzo de las gomas.

Estos coches tienen que cumplir con las exigencias propias de los vehículos de producción homologados para calle. Así que no vale hacer trampas como por ejemplo aligerarlo todo lo posible, eliminando los componentes de seguridad o refuerzos de la carrocería. Tampoco es recomendable reducir la carga aerodinámica hasta un límite peligroso, en el que podría echar a volar en cualquier momento.

La lucha de marcas como Koenigsegg, Hennessey o Bugatti se encuentra ahí tanto como en la potencia de sus motores. Aun con todo, lo más probable es que pronto veamos como se vuelven a superar las marcas de la siguiente lista. La competición está servida y así es como están los coches más rápidos del mundo hasta ahora:

Koenigsegg Agera RS: 447,2 km/h

La marca sueca Koenigsegg consiguió el actual récord de velocidad en noviembre de 2017 con el Agera RS. Uno de los modelos más espectaculares del mundo, tanto por su estética como por sus increíbles prestaciones. Por eso vimos también como le arrebató el récord de aceleración en el 0 a 400 km/h al Bugatti Chiron justo un mes antes.

El Koenigsegg Agera RS está propulsado por un motor V8 gasolina de 5.0 litros con una potencia final de 1.360 CV y un par motor de 1.370 Nm a 8.250 rpm. Y esto con un peso de solo 1.395 kilos. Gracias a ello acelera de 0 a 100 km/h en 2,9 segundos. Aunque esta marca no es ni mucho menos la más significativa de este tipo de coches. Por desgracia, este coche no se producirá más y pronto veremos un sucesor, que está llamado a llevar el récord de velocidad mucho más lejos.

Hennessey Venom GT: 435,3 km/h

La segunda posición de los coches más rápidos del mundo es para el Hennessey Venom GT. Esta casa, conocida por sus preparaciones de otras marcas como el Ford y Chevrolet, ha logrado meter una de sus creaciones en esta lista. El Venom GT es en realidad un Lotus Exige modificado de arriba a abajo.

El motor de este coche es un V8 biturbo de 7.0 litros con 1.471 CV, que va a asociado a una caja de cambios manual de seis velocidades. Unas especificaciones que impresionan incluso más teniendo en cuenta que su peso total es de solo 1.244 kg. No se fabricarán más unidades, así que Hennessey lanzó el Venom GT Final Edition como despedida de este modelo (imagen de arriba). El Hennessey Venon F5 es el siguiente modelo del preparador, aunque todavía tiene que demostrar sobre el asfalto que puede superar los 450 km/h que anuncia la casa.

Bugatti Veyron Super Sport: 431 km/h

La tercera posición de los coches con velocidad punta más alta es para el Bugatti Veyron Super Sport. Este coche ostenta el récord de velocidad interno de Bugatti, a pesar de que el Chiron lleva ya un tiempo en producción. Su motor es un W16 quad-turbo de 8.0 litros con 1.200 CV. Como es habitual en estos niveles de potencia, todos estos caballo son transmitidos al sueño gracias a una tracción total. Los especialistas de Royalty Exotic Cars ya nos enseñaron lo que pasa cuando se convierte este coche en un tracción trasera.

SSC Ultimate Aero: 411,7 km/h

El Shelby Super Cars Ultimate Aero consiguió su actual récord de 411,7 km/h en 2007. Velocidad que a día de hoy le mantiene en la cuarta posición de esta lista. En aquella época su motor V8 de 6.3 litros y tres turbos rendía 1.183 CV. Lo que sumado a su bajo peso conseguido a base de fibra de carbono lo convertía en un auténtico misil.

En 2011 Shelby Super Cars aumentó su potencia hasta los 1.305 CV, retocó su carrocería y anunció una velocidad máxima de 439 km/h. Sin embargo, el fabricante nunca consiguió respaldar ese número con hechos y esta lista es solo para los coches que han demostrado sus capacidades.

Saleen S7 Twin Turbo: 399 km/h

Terminamos esta por debajo de los 400 km/h con el Saleen S7 Twin Turbo. Un coche que fue lanzado en el año 2000 con un motor V8 atmosférico de 7.0 litros y 575 CV de potencia. Estas especificaciones lo dejaban muy lejos de poder entrar en esta lista. Sin embargo, en 2004 recibió dos turbos que aumentaron su potencia hasta los 750 CV, y que le permitieron pasar de los 322 km/h de la primera versión, a los 399 km/h que lo meten en el top 5 de los coches más rápidos del mundo.

Como te hemos contado al principio del artículo, los neumáticos son una pieza clave para alcanzar las velocidades de estos superdeportivos. Incluso en tu propio coche no puedes instalar unos cualquiera. Deben cumplir con el índice de velocidad necesario para tu modelo. Si quieres saber más sobre ellos no te pierdas el artículo Conoce tus neumáticos.

Te puedes interesar

Queretaro tiene como meta ser el “HUB” de carga en el país

El Aeropuerto Intercontinental de Querétaro (AIQ) mantiene el objetivo de forjarse como el hub nacional …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.