Los 26 mil kilómetros de vías en México carecen de seguridad

De acuerdo con el organismo ONU-HABITAT, se prevé que para el año 2050 se duplicaría la población urbana, lo que significa un reto para saber cómo mantener ciudades conectadas con transporte eficiente. El caso particular de México avanza de manera considerable en materia de movilidad, según el plan de infraestructura 2014 – 2018, publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF), que toma como fuente a la Dirección General Transporte Ferroviario y Multimodal de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, y que de acuerdo a sus cifras; nuestro país cuenta con 26 mil 727 kilómetros de vías, mismas que requieren un desarrollo e infraestructura que brinde seguridad.

El sistema ferroviario -cualquiera que este sea (transporte público urbano, transporte convencional y de alta velocidad de pasajeros, así como de carga y propósitos especiales) – requiere contar con elementos de seguridad, certificaciones o un dictamen del sistema integral de movilidad que garantice al operador y los pasajeros, la seguridad y confianza de utilizar el servicio en óptimas condiciones.

Para poder contar con estos certificados y dictámenes, se recomienda realizar la evaluación que consta de las siguientes fases: validación por sistema, validación de integridad (todos los sistemas interactuando entre sí), operación y mantenimiento, los cuales se apoyan en informes mensuales del avance de cada revisión.

Una certificación en esta materia, además de garantizar el buen funcionamiento del transporte, brinda los siguientes beneficios:

Administración y planeación de proyectos ferroviarios

Contar con regímenes de calidad y seguridad

Contar con auditorías en salud, seguridad y calidad

Evaluación de riesgo financiero

Apoyo en licitaciones

Programas de optimización y mantenimiento

Más de movilidad en México
Un sistema de transporte deficiente conlleva costos que disminuyen la competitividad urbana, una solución es mejorar la experiencia de los usuarios haciendo del sector transporte una alternativa que no deba prescindir de estándares que aseguren que fue diseñado, manufacturado e implementado de forma correcta.

El caso específico del transporte terrestre de pasajeros, de acuerdo con la OCDE, el crecimiento hacia el 2050 de los viajes por caminos y trenes de pasajeros en el mundo irá del 120 % al 230 %, dependiendo de los precios futuros del combustible y de las políticas de transporte urbano. Este crecimiento es conducido por economías que no son miembros de la OCDE, en donde el volumen de pasajeros se prevé que crecerá entre 240 % y 450 %; de ahí la importancia de contar con una certificación que avale la correcta operación de cualquier sistema ferroviario en nuestro país, para evitar reinversión de tiempo y recursos, mismos que afecten la actividad de millones de usuarios.

Para garantizar el correcto funcionamiento de los distintos medios de transporte existen normas como la EN50126, ISO 9001 (relacionada con la gestión de calidad y, que a pesar de ser un estándar general, es necesario contar con esta certificación en cualquier sector), IEC 17065 (especializada en tecnología ferroviaria e ingeniería de transportes), entre otras. La confiabilidad del sistema transporte en el país debe ir más allá de incrementar la capacidad y eficiencia de la movilidad urbana, se debe buscar aumentar la calidad del sector en forma general y las soluciones están en normas diseñadas para certificar calidad y seguridad.

Autor Guido Wallraff, director de Movilidad de TÜV Rheinland México

Te puedes interesar

Huachicoleros usan carroza fúnebre para mover combustible

Agentes de la Policía Estatal descubrieron novedosa manera de transportar hidrocarburo robado, cuando hallaron abandonada …