Logística inversa del comercio electrónico

DHL Parcel está especializada en transporte terrestre nacional e internacional de paquetería y en soluciones ecommerce nacionales y europeas. Hablamos con Daniel Pastrana, Product Manager y experto en BC2 de DHL Parcel Iberia, sobre los retos y las oportunidades que integra la logística inversa del e-commerce.

¿Qué ofrece su compañía que asegure una buena logística inversa a una marca de moda?

DHL Parcel va a ofrecer diferentes alternativas que van a encajar con las necesidades de distintos perfiles de clientes. Desde la posibilidad para el cliente de incluir ya una etiqueta de retorno en el envío de ida hasta la opción de que la etiqueta se tramite por parte del propio destinatario desde la propia página web de nuestro cliente.

De manera adicional, nos vamos a apoyar en nuestra Red de más de 1.000 puntos de recogida para facilitar la devolución de los envíos de ecommerce. Desde nuestro punto de vista, la devolución a través de este canal va a ser fundamental para la comodidad del destinatario. Con los puntos de recogida eliminamos la necesidad de esperar una recogida del envío que se va a devolver en el domicilio, y para la persona que devuelve el envío es también una forma de acelerar la devolución del importe que ha invertido en la compra.

¿Es la logística inversa el mayor desafío del e-commerce de la moda? ¿Por qué?

Es uno de los mayores desafíos. En el pasado la logística inversa como concepto tenía que simplemente ver con el retorno de los envíos defectuosos. Lo que antes era una excepción, hoy es la regla y es parte fundamental del proceso de compra (uno de los principales retailers de moda europeo hablaba en la campaña de Navidad de 2015 del “probador en casa”). Pensemos además que en países como Alemania el porcentaje de devoluciones de grandes retailers de moda puede alcanzar porcentajes superiores al 50% y que en España estamos todavía en ese 23% que aumentara con toda seguridad en el futuro próximo.

Se trata por lo tanto de un gran reto desde el punto de vista de coste, no sólo por la parte del gasto que suponen los envíos, sino por la necesidad de maximizar el valor de los envíos devueltos y en la medida de lo posible volver a sacarlos a la venta.

¿Cómo cree que se resolverá este problema de la industria de la moda de aquí a unos años?

Una de las claves en este punto será poner en marcha estrategias omnicanal exitosas. Vamos hacía un entorno en el que las fronteras entre los canales se difuminan y una de las soluciones más probables (al menos para las tiendas online que tienen también canal retail) será la devolución de las prendas compradas online en el canal físico o de tiendas. De lo contrario, para la rentabilidad de las tiendas de moda será necesario que se minimicen los costes de devolución y de nuevo insistimos en que los puntos de recogida serán claves aquí (si no existe ese canal de retail).

+ info: https://www.dhlparcel.es/es/empresas.html

Te puedes interesar

Serenity, la nueva forma de asegurar mercancía de CMA CGM

CMA CGM anunció el lanzamiento de Serenity, su nueva oferta en la cobertura ante a …