Logística es transformada por manufactura y e-commerce

En el 2015, UPS entregó 4,700 millones de paquetes por todo el mundo, un incremento de 2.1% con respecto al año anterior y una tendencia sostenida en los últimos tres años, por lo menos. Mientras entre los muros de otros grandes de la logística mundial resuena la palabra reestructura, la compañía estadounidense presume sólidos crecimientos en todos sus segmentos.

No es un hecho coyuntural. En sus más de 100 años de historia, UPS ha trabajado de cerca con sus clientes y entendiendo las necesidades del mercado. La empresa logística ha comprado 40 compañías en los últimos 16 años, las más recientes Coyote Logistics, que conecta en la frontera México-Estados Unidos a camiones que viajan de regreso vacíos con la carga que requiere ser movida; y Kiala, una startup española que generó una red negocios minoristas, donde los clientes de UPS pueden recoger sus paquetes.

Agustín Picado llegó a principios de la década de los 90 a trabajar a UPS. El director general para México recuerda en entrevista la alianza que la empresa logística hizo con Amazon, mucho tiempo antes de que éste se convirtiera en el gigante del comercio electrónico:

“Amazon tenía mucha gente inteligente, con ideas radicales. Me acuerdo que diseñábamos requerimientos para herramientas nuevas, que hoy son parte de nuestro portafolio… hablamos de hace 17 años, lo que a mí me parece una locura, pero en ese momento trabajábamos para entender. Hicimos muchas cosas con ellos, pero siempre con la perspectiva del cliente”.

Agustín Picado asumió la dirección mexicana en febrero del 2014. Antes ocupó diversos cargos en Mercadotecnia y Estrategia en el corporativo, hasta llegar en el 2011 a la Vicepresidencia de Marketing para la región de las Américas, lo que en parte explica su énfasis en el cliente.

“Puedes ser innovador, pero es más importante tener una perspectiva del mercado, hacia dónde va éste; entenderlo para después conectar esas cosas –lo que inventas- con la voz de tus clientes importantes”, subraya el directivo.

Este entendimiento proviene de estar cerca de los clientes. Agustín Picado comanda a una plantilla de 2,000 colaboradores en México, a quienes constantemente tiene que transmitirles la visión y rumbo que toma la compañía. Su “día a día” incluye salir por lo menos una vez al mes con chóferes, recibir llamadas de clientes, salir con las fuerza de ventas.

“La parte más importante para el director general es saber honestamente qué está sucediendo, qué dicen los clientes, cuál es el desempeño en productividad, servicio y preguntarse constantemente si el camino que hemos tomado es el correcto, sino para ir haciendo ajustes con los equipos”.

Industria en transformación

UPS tiene cerca de 20% de participación en el mercado de paquetería global, casi seis puntos más que su competidor más cercano. En 2015 facturó 58,300 millones de dólares, debido al empuje del comercio electrónico, que sólo en Estados Unidos elevó 2.6% sus ingresos y 2.4% los envíos diarios. Éste y las nuevas necesidades de la cadena de suministro en manufactura son los dos grandes transformadores de la industria logística, considera Agustín Picado.

La empresa ha visto muchos avances tecnológicos a lo largo de su existencia, como la aviación aunque tardaría décadas en aprovecharlos. El surgimiento de Internet en los 90 marcó una nueva pauta y un cambio de rumbo, el comercio electrónico demandó además una mayor comprensión del cliente.

Estudios hechos por la firma indican que los consumidores online quieren rapidez,pero sobre todo saber dónde está su pedido y flexibilidad en la entrega. UPS My Choice permite a 22 millones de miembros estar actualizados sobre el estado de su paquetería y decidir en cuál de los 400 puntos de ventas que integran su red de pequeños comercios –kioscos, tintorerías, entre otras- desean recogerla, en caso de no estar en casa para que ahí sea entregada.

La manufactura, en cambio, tiene otras necesidades y requiere una mezcla de servicios que no se había visto en el pasado. Agustín Picado cita estudios según los cuales una pieza automotriz cruza hasta ocho veces la frontera entre México y Estados Unidos conforme va siendo parte del ensamblaje que los proveedores hacen de un automóvil de exportación.

“La logística era antes embarques grandes, materia prima que llegaba a un sitio. Lo que vemos hoy en día es una cadena de suministro mucho más dinámica”. Ahora, indica, las decisiones de transporte se toman con base al tamaño del embarque y la necesidad –urgencia- de que llegue al siguiente proveedor.

El “just in time” cobra más sentido. Los proveedores no quieren que sus productos lleguen más rápido, lo que les saldría además más caro, sino cuando se necesiten. Pero cuando la necesidad apremia, entonces se requiere un servicio urgente y un transporte diferente.

Toda esta nueva dinámica ha hecho que “el número de embarques crezca, pero el tamaño de estos decrezca, porque ahora son más pequeños; y tienen que llegar a lugares donde antes no se estaban enviando y para eso hay que poner infraestructura.

Cada año, la empresa invierte 1,000 millones de dólares en tecnología, afirma el directivo. Y esta ayuda a tener rutas para la entrega de paquetería más seguras, menos costosas –en combustible- y más eficientes que, dadas las condiciones ambientales en la ciudad de México, vienen a ser muy oportunas.

“Desde que comenzó el ‘Hoy no circula’ en abril hemos descansando unidades y estamos poniendo unidades más cargadas con una o dos personas más, eso requiere que extendamos las horas de operación, estamos aprovechando los sábados. También estamos alquilando camionetas para los días que sabemos que ya tenemos fuerte el impacto”.

Agustín Picado no puede compartir cifras sobre México, pero subraya la importancia de este mercado por su frontera con Estados Unidos: 80% de las exportaciones mexicanas tiene como destino el país vecino. Acciones como la compra de Coyote Logistics, la ampliación de su flota de transporte y las inversiones en tecnología resaltan aún más su relevancia.

Tenemos a México como clave para UPS a nivel global”. En el panorama, adelanta, hay inversiones para México, pero no revela más. Antes de concluir, Agustín Picado suelta un último dato: UPS está ampliando, con 2,000 códigos postales, su operación en el Bajío, donde ve el crecimiento de los sectores automotriz y aeroespacial.

 

 

Fuente El Empresario

Te puedes interesar

Hasta 3 asaltos diarios a camiones de carga en Puebla

Hasta 3 asaltos diarios a conductores de camiones de carga, en diferentes carreteras de la …