Licitan estudio para terminal de carga de nuevo aeropuerto

El Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) lanzó una licitación para elaborar un estudio sobre las características técnicas que deberá tener la terminal de carga que se ubicará al norte del nuevo recinto aeroportuario.

El contrato se firmará el 14 de febrero y, a partir de entonces, el licitante ganador tendrá 120 días para entregar el estudio.

El Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) tendrá una terminal de carga para atender a las principales aerolíneas cargueras del País y del mundo.

El GACM ya tiene contemplado dedicar una superficie de 16 hectáreas a las operaciones de carga, de acuerdo con la manifestación de impacto ambiental presentada ante la Semarnat.

Para 2018, en esa área ya estará construido un edificio de 105 mil metros cuadrados y habrá espacio para atender hasta 10 aeronaves simultáneamente, aunque la zona de carga continuará creciendo conforme aumente la demanda.

El área logística del nuevo aeropuerto contará con un estacionamiento para camiones en donde recibirán y entregarán la carga.

Los vehículos de carga terrestre podrán ingresar por la zona norte del recinto aeroportuario, alejados de las áreas para pasajeros.

Gerardo Rangel, gerente de Gestión Aeronáutica y de Administración de Contratos de Estafeta, la aerolínea de carga mexicana que más toneladas maneja anualmente, sostuvo que es necesario que los camiones cuenten con un camino libre de cuota para llegar al aeropuerto, como sucederá con los pasajeros.

Por otra parte, dijo que la construcción de instalaciones de carga públicas al servicio de varias aerolíneas es positivo.

El actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México no tiene una terminal de carga pública, sino que cada compañía ha construido sus propias instalaciones para dar servicio a sus clientes.

Estafeta, por ejemplo, ha tenido que construirlas en dos ocasiones. La última fue hace apenas 2 años, pero la compañía sólo podrá utilizarla hasta 2020, cuando abra sus puertas el nuevo aeropuerto.

“En siete años ni siquiera se amortiza la inversión”, lamentó.

Rangel sostuvo que es de gran importancia contar con una aduana suficientemente grande y otras instalaciones relacionadas, como almacenes.

Uno de los mayores problemas a los que se enfrentan hoy en día las aerolíneas de carga son la insuficiencia de servicios y espacios para la carga en el AICM, donde se mueve el 55.2 por ciento de la carga aérea del País.

Esto ha hecho que el transporte aéreo de carga en México crezca por debajo de su verdadero potencial.

Te puedes interesar

Continental presenta tecnología Ride and Drive 

Continental Tire México puso a prueba su tecnología durante su Ride&Drive, The Future Experience, donde …