Licitación de Centro de Transporte del NAICM queda desierrta por carga de trabajo

Un integrante de la Academia de Contratación Pública de México A.C, que es testigo social de la licitación de Centro de Transporte Intermodal Terrestre para el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), detectó que la carga de trabajo en el procedimiento de contratación contribuyó a que quedara desierta.

El 3 de noviembre, la licitación quedó desierta toda vez que el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México desechó todas las propuestas de las empresas interesadas.

“Se hizo evidente que las circunstancias y cargas de trabajo generadas por llevar a cabo procedimientos simultáneos, repercutieron en el procedimiento de licitación, pese a tratarse de factores externos a los encargados de llevar dicho procedimiento, ya que las áreas involucradas (del Grupo Aeroportuario) no alcanzaban a proporcionar la información o dar respuesta en el tiempo programado para ello”, refiere el dictamen de testimonio social de la licitación.

El testigo social fue autorizado por la Secretaría de la Función Pública (SFP) para la licitación LO‐009KDH999‐E38‐2017 y tiene la encomienda de observar el procedimiento de contratación.

En opinión del representante de la Academia de Contratación Pública de México, es necesario que el Grupo Aeroportuario “dé respuestas claras y precisas a las preguntas formuladas por los licitantes y no remitir a algún numeral, sección y/o apartado de las bases del procedimiento de licitación, de tal forma que las empresas interesadas cuenten con los elementos suficientes para elaborar, integrar, revisar y entregar sus ofertas en beneficio de la contratante”.

“Posteriormente de declararse desierta, hubo un seminario, se invitó a todos los concursantes para explicarles en que habían fallado y como podían mejorar. Coincido con el testigo, en que cuando mejor estén las bases, menos es la posibilidad de error”, señaló Raúl González Apaolaza, director corporativo de infraestructura del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México.

“Vamos a esperar en la nueva licitación que se corrija todo eso”, agregó.

Cuando fue declarado desierto el proceso, se dijo que darían 10 días para publicar unas bases nuevas para la obra, pero hasta la fecha no hay nada al respecto. Además, según la convocatoria de la licitación para dicha obra, la fecha del fallo era el 12 de junio de este año, lo cual tampoco ha ocurrido.

El plazo establecido de los trabajos en las bases originales es de 970 días o dos años y ocho meses.

Te puedes interesar

Oaxaca: en estudio, aplicación de la verificación vehicular

El gobierno de Oaxaca podría implementar de forma obligatoria la verificación vehicular, como una forma …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.