Liberalización de precios de combustibles a partir de marzo

La liberación total de los precios de las gasolinas y el diesel a nivel nacional, que durante décadas han sido decretados por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), se ejecutará paulatinamente a lo largo del 2017 para que los gasolineros determinen estos precios con criterios de mercado, con cinco zonas distintas que se irán liberando paulatinamente, aprobó la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

La primera de estas etapas de liberación, denominada fase 1.1, se ejecutará el 30 de marzo para Baja California y Sonora, ya que el 15 de febrero concluirá la temporada abierta de asignación de capacidad de transporte por los cuatro poliductos y las nueve terminales de almacenamiento que Petróleos Mexicanos (Pemex) Logística pondrá a disposición de terceros.

La segunda etapa de liberación, o 1.2, está pactada en el cronograma aprobado para el 15 de junio del próximo año, en que se liberarán los precios en Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas y el municipio de Gómez Palacio, en Durango.

“Como ven, se irá liberando primero en el norte del país, donde existen condiciones de competencia más evidentes con la posibilidad de importar productos”, explicó Noé Navarrete, comisionado de la CRE que dejó el cargo al vencerse los 10 años estipulados en ley.

Tan sólo en estos estados fronterizos, según datos para septiembre pasado de la Secretaría de Energía, se consumen 1.54 millones de metros cúbicos al mes de estos combustibles, 27.1% del total nacional.

Antes de que se lleve a cabo esta liberación, Pemex Logística concluirá la temporada abierta de arrendamiento de capacidad remanente y no discriminatoria en su infraestructura de transporte y almacenamiento del área, según la CRE.

Así, continuará la tercera fase de liberación de precios, o etapa 2.1, que concluye el 30 de octubre, cuando se liberarán los precios en Baja California Sur, Sinaloa y el resto de Durango, igualmente, con previa temporada abierta de la capacidad de Pemex Logística.
Zona Centro, en noviembre

La cuarta fase de liberación de precios o etapa 2.2 resulta la más esperada por los gasolineros, ya que concentra la zona de mayor demanda de combustibles del país en los estados de Aguascalientes, Ciudad de México, Colima, Chiapas, Estado de México, Guanajuato, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Michoacán, Morelos, Nayarit, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Oaxaca, Tabasco, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas.

En estas entidades, según datos de la Secretaría de Energía, se consume más de 62% del total nacional, y su liberación de precios está programada para el 30 de noviembre del próximo año.

Finalmente, el 30 de diciembre del 2017 se liberará el precio en Campeche, Quintana Roo y Yucatán, que consumen menos de 11% de las gasolinas y el diesel del país.

En cuanto a los precios, las autoridades hacendarias y energéticas han considerado que se observarán diferencias regionales, dados los costos de logística, principalmente, además de variaciones estacionales y dependiendo del clima de cada región habrá aumentos en verano o invierno, además de fluctuaciones durante todo el año, con lo que en ocasiones subirán los precios, pero siempre en beneficio de la competencia.

En las zonas donde aún no se liberen los precios, la Secretaría de Hacienda seguirá determinándolos mediante la fórmula que publicará al concluir el 2016 y ajustará cada mes con criterios como el precio de referencia (y una posible banda para que los gasolineros aumenten y reduzcan un mínimo los precios, según sus condiciones), un Impuesto sobre Productos y Servicios (IEPS) de 4.6 pesos por litro y los costos de logística de Pemex.
Pronostica Citibanamex

Precios subirán 22.5% en el 2017

Citibanamex considera que, de seguirse con los planes de liberalización de los precios de la gasolina a partir del próximo año, éstos subirían 22.5% en promedio en el 2017, con un impacto en la inflación de 0.95 puntos porcentuales.

En una nota especial, el área de estudios económicos del banco destaca que la depreciación reciente de la moneda y el alza sostenida del precio de la gasolina en Estados Unidos han cambiado fuertemente el escenario previsto por el gobierno cuando decidió adelantar la liberalización de la gasolina.

“En septiembre de este año el gobierno decidió adelantar la apertura del mercado de gasolinas a enero del 2017, en lugar del 2018 que estaba previsto al aprobarse la reforma energética. En el momento de esa decisión, las perspectivas económicas para el 2017 eran muy diferentes de las actuales: por un lado, una paridad cambiaria en la que el peso se fortalecía frente al dólar en lugar de la significativa depreciación reciente y del débil nivel del peso previsto para el próximo año; y por otra, los precios del petróleo y la gasolina no se pronosticaba que subieran tanto como ahora se espera”, refiere.

Destaca que el precio de la gasolina subiría en el 2017 a un promedio anual (con oscilaciones durante el año sobre todo por la trayectoria de los precios internacionales, incluido su componente estacional) de 16.61 pesos por litro, 22.5% por encima del promedio del 2016.

La institución financiera considera que mantener el esquema actual implicaría un costo fiscal elevado: en un extremo, si se fijara el precio en el 2017 en el mismo promedio del 2016 (13.55 promedio por litro) en lugar del 16.61 que podría resultar de un precio completamente liberado, significa una pérdida de recaudación de 145,000 millones de pesos, dado un consumo estimado de gasolinas para el 2017 de 820,000 barriles diarios

Te puedes interesar

Ataque a Ferromex aumenta 114%; fuera de control tramo Veracruz-CDMX

Lourdes Aranda, directora de Relaciones Gubernamentales de Ferromex y Ferrosur, dijo que en los últimos …