Ley de zonas económicas especiales se queda en el tintero

Presentada desde hace un año y tres meses como una de las medidas que se adoptarían tras el registro del caso Iguala, en el estado de Guerrero, la creación la ley de Zonas Económicas Especiales en México aún forma parte de los pendientes del gobierno peñista.

Se anunció en noviembre del 2014, pero la propuesta legislativa fue presentada el 29 de septiembre del 2015. Hasta la fecha, esta iniciativa de ley, propuesta por el gobierno federal, no ha sido aprobada por el Congreso de la Unión.

El 27 de noviembre del 2014, desde Palacio Nacional, el mandatario Enrique Peña enlistó una serie de medidas orientadas a fortalecer las capacidades institucionales en materia de seguridad pública, de procuración y administración de justicia, además de presentar un plan para reducir la pobreza y la desigualdad en los estados del sur del país. Recién se había registrado la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa.

Presentado como el “Plan para el desarrollo del sur del país”, el mandatario federal expuso que para reducir la desigualdad regional de Guerrero, Oaxaca y Chiapas con el resto de México se requería una estrategia de “desarrollo integral e inmediata” que permitiera crear empleos formales y bien remunerados.

Fue así que propuso la presentación de una iniciativa para establecer tres Zonas Económicas Especiales (ZEE): el Corredor Industrial Inter-Oceánico, que conecte al Pacífico con el Golfo de México, a lo largo del Istmo de Tehuantepec; el Puerto Chiapas, y el Puerto de Lázaro Cárdenas, en los municipios colindantes de Michoacán y Guerrero.

El objetivo, planteó la administración federal, sería crear un marco regulatorio e incentivos especiales para atraer empresas y generar empleos.

La iniciativa (que crea la ley federal de Zonas Económicas Especiales) sería presentada ante el Congreso en febrero del 2015 por parte del Ejecutivo. Sin embargo, fue entregada hasta el periodo de sesiones de septiembre del mismo año.

La Cámara de Diputados ya aprobó un dictamen; sólo resta su revisión en el Senado.

En la última reunión de la Conago (Conferencia Nacional de Gobernadores), su nuevo presidente, el gobernador de Oaxaca, Gabino Cué, consideró como prioridad que se concrete esta ley, que actualmente se delibera en el Senado a iniciativa del gobierno de Peña Nieto.

“Un proyecto estratégico que fortalecerá, sin duda, el desarrollo equilibrado y sustentable de las regiones de México, generando los empleos y la riqueza social que permitirán cerrar las brechas de inequidad que inhiben el crecimiento integral del país”, argumentó Cué.

Fuente El economista

Te puedes interesar

Saquean tráiler de cerveza accidentado en Chiapas

Pobladores saquearon un tráiler cargado de cervezas que volcó en el tramo carretero Tuxtla Gutiérrez-Chiapa …