La tecnología en la seguridad del transporte

Una de las prioridades del transporte es la seguridad. Durante los últimos años varios equipos de ingenieros de todo el mundo han desarrollado en diferentes laboratorios un sistema de conectividad inalámbrica entre vehículos capaz de evitar situaciones de riesgo que puedan terminar en accidentes graves o mortales.

Tras cientos de pruebas de fiabilidad, un sistema denominado V2V (Vehicle to vehicle), comenzará a instalarse en coches de fabricación estadunidense durante el próximo año y a partir de 2017 en algunos modelos europeos.

La comunicación V2V consiste en un sistema de seguridad con el que los coches podrán detectarse y comunicarse entre ellos en la carretera a través de un dispositivo GPS instalado en una computadora a bordo. De este modo se podrá, sin necesidad de perder la atención en el camino, alertar a otros conductores sobre posibles riesgos y peligros en la circulación. Así, un coche parado por avería notificará automáticamente a todos los que estén cerca de su situación y de su estado con el fin de evitar algún inconveniente.

El radio de acción de esta señal alcanzará los 300 metros aproximadamente. El objetivo de los sistemas V2V es reducir el número de accidentes de tráfico.

Otra de las ideas para aprovechar la tecnología en favor del conductor y que puede salvar vidas es un prototipo de camión elaborado por la empresa Samsung y bautizado como Safety truck (Camión seguro). La idea es que un conductor que viene detrás de un camión pueda rebasarlo en una carretera de dos carriles minimizando algún percance.

Para ello se incorporó a Safety truck una cámara en su parte delantera y cuatro pantallas en su parte posterior a fin de mostrar al conductor del auto que circula detrás a los vehículos que pasan por el otro carril. Esta iniciativa pretende evitar frenazos repentinos o accidentes en el caso de que se encuentren animales que cruzan la carretera.

Ya en circulación está el camión inteligente Freightliner Inspiration Truck, fabricado por la empresa Daimler. Este vehículo, el primero en su tipo con licencia para transitar por autopistas de Estados Unidos, cuenta con cámaras, radares, sensores y un cerebro central que gestiona toda la información, aunque no es completamente autónomo y necesita de un conductor al mando del volante.

La idea es contar con un sistema que apoye al chofer y reduzca su fatiga y estrés luego de conducir durante horas y proporcionar mecanismos para que su conducción sea más eficiente. El camión será responsable de ir a velocidad legal, no salirse del carril y controlar la distancia respecto de otros vehículos.

Fuente Vertigo Político

Te puedes interesar

Autotransporte de carga, nuevo blanco de EU en la renegociación del TLC

Estados Unidos hace de los autotransportes de carga un nuevo blanco en la mesa de …