La tecnología en la seguridad del autotransporte

El autotransporte de carga en México es, sin duda, una de las actividades económicas con mayor desarrollo en los últimos años, pues la industria aporta el 3% del Producto Interno Bruto (PIB). De acuerdo a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), a inicios de 2018, este sector generó 2.3 millones de empleos formales y está integrado por una flota de aproximadamente 920 mil 500 unidades.

La exigencia actual ha forzado a la industria a modernizarse y México no se ha quedado atrás, pues el autotransporte de carga en nuestro país es considerado uno de los mejores en América Latina; sin embargo, es obvio que esta actividad ha tenido que sortear algunos desafíos en los últimos años; el principal: hacer frente a la inseguridad.

Apenas en julio pasado, la Cámara Nacional de Autotransporte de Carga (Canacar) reportó que el robo de mercancías a transportistas es una de las principales afectaciones al sector. El Estado de México, Puebla, Tlaxcala, Michoacán, Jalisco y Nuevo León tienen los corredores carreteros con mayor incidencia de robo, de acuerdo a esta organización. Por su parte, el Sistema Nacional de Seguridad Pública informó que, entre enero y mayo de este año, se reportaron 4 mil 909 robos a transportistas, lo que significa un aumento de 67.7% en comparación a los registrados en el mismo periodo de 2017.

De manera directa con esta situación, el consumidor final y la competitividad también fueron afectadas. La Canacar reportó que, en el último año, este tipo de delito representó el 7% del PIB del autotransporte de carga, lo que llevó a una caída del 0.3% del PIB nacional.

Ante este panorama, resulta urgente recurrir a prácticas y herramientas que ayuden a disminuir, de forma considerable, los impactos de un – probable – robo de sus productos o unidades, respaldo que puede brindarle un socio de negocio con la capacidad tecnológica para atender sus necesidades.

El servicio de telemetría, por ejemplo, ofrece información del tracto camión en tiempo real, siendo una de las herramientas más modernas con las que entre otras cosas, se puede medir el rendimiento del motor de la unidad: desde la aceleración, manejo inadecuado o frenados bruscos, todo para anticiparse no sólo a la mala conducción de un operador que pueda provocar mermas en la mercancía, sino también a cualquier incidencia que pudiera provocar la interrupción de su recorrido.

Adicional, con la información que arroja un dispositivo GPS conectado a cualquier equipo de transporte, se puede brindar mayor seguridad al monitorear en tiempo real el recorrido de la unidad.

La seguridad es una inversión

En este sentido, las empresas de autotransporte deben estar comprometidas a invertir y sumarse otras tecnologías y soluciones disponibles para la industria. Empresas de tecnología por ejemplo, ofrecen el servicio de rastreo satelital y sistema de telemetría que permiten, por ejemplo, crear geocercas para identificar –en tiempo real – cuando las unidades salen de ruta. Si esto ocurre, la unidad se apaga hasta que es reactivada por personal de la compañía, hasta planes de protección vehicular, así como mantenimiento preventivo y correctivo, puesto que son beneficios de un plan integral de seguridad para el equipo de transporte.

Todo ayuda a mejorar el control sobre las operaciones y reducir los riesgos, además de errores.

El compromiso hoy, debe estar centrado en ofrecer una infraestructura tecnológica y de personal que atienda todas las necesidades. No es sólo fomentar el ahorro de los clientes impulsando los beneficios del arrendamiento; es también priorizar la seguridad de los traslados de mercancía con calidad, pasión, flexibilidad, integridad, confianza y compromiso.

Te puedes interesar

Hay una app que funciona como tu mecánico digital

No conforme con atraer a millones de usuarios en todo el mundo con su famosa …

Una publicación

  1. Pero es claro que la tecnología ha sido superada por la delincuencia, al emplear también tecnología para cometer los ilícitos como lo son los Jammers que inhiben la señal GPRS y GPS lo que imposibilita el seguimiento y ubicación del transporte en tiempo y forma. En el mercado hay equipos que supuestamente son Antijammer, pero los que trabajamos en este giro de tecnología sabemos que no funcionan de esa manera. Por tanto que otras medidas tomar cuando la solución que en su momento fue eficiente ya no lo es más? El equipamiento tecnológico representa para los transportistas una inversión importante, y en la mayoría de los casos sin ROI dado lo antes mencionado, inhibieron el equipo le robaron el transporte y la carga, como resultado a pagar al cliente por su pérdida, sustituir el transporte robado, equipar nuevamente al nuevo transporte con la tecnologia, etc. Las pérdidas son altas. Por tanto no se puede considerar como solución a la problématica de robo a transporte la instalación de un equipo GPS GPRS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.