La seguridad en autotransporte de carga a vuelta de rueda

La falta de vigilancia en el cumplimiento de las normas y prestadores pirata del servicio de transportación de carga y pasajeros, entre otros factores, provocan que los esfuerzos por incrementar la seguridad en las carreteras y autopistas marchen a vuelta de rueda.

Organizaciones como la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), la Asociación Nacional de Transporte Privado (ANTP), la Cámara Nacional del Autotransporte de Pasaje y Turismo (Canapat), entre otras, reconocen que no existen estadísticas homologadas y confiables 100 por ciento, pero que a partir de un importante proceso de capacitación de los operadores de las unidades se ha logrado reducir en forma importante la cifra de accidentes.

Lo anterior debería estar fortalecido ante la puesta en marcha de cambios a la NOM-012 respecto de pesos y dimensiones, lo que redujo el sobrepeso con que pueden circular las unidades de carga, aunque las 75.5 toneladas en que quedó la norma aún es muy superior a lo permitido en Estados Unidos y Canadá.

Asimismo, la emisión de la NOM-068 respecto de las condiciones físico–mecánicas de las unidades, pero que se contradice una vez que sigue abierta la puerta de la importación de unidades provenientes de Estados Unidos y cuyo periodo de servicio rebasa los 10 años.

Rogelio Montemayor, presidente de la Canacar, dijo a Excélsior que a partir de una cartera de medidas en favor de la seguridad se han tenido importantes avances, pero que es necesario que las autoridades fortalezcan las medidas para vigilar que se cumplan las normas.

Según la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), se mantiene el plan de instalar arcos electrónicos en carreteras y autopistas que detectarán el cumplimiento de las normas en forma automática.

A raíz de trágicos accidentes, como el de 2013, provocado por un vehículo de la compañía Termogas en San Pedro Xalostoc, y en abril de 2012, en las carreteras México-Toluca y la Álamo-Potrero del Llano en Veracruz, en los que fallecieron 50 personas y estuvieron involucrados tractocamiones, las autoridades se vieron presionadas a acelerar la revisión de normas como la 012.

En ese entonces se repondió a la presión social con la eliminación del permiso temporal para que los camiones de doble semirremolque excedieran el peso permitido en 4.5 toneladas, lo cual implicó reducir en 9% la carga útil de estos vehículos, así como 80% de la conectividad autorizada.

En el caso del accidente de San Pedro Xalostoc, pese a que las investigaciones arrojaron que tanto el conductor como la unidad cumplían con las normas, la Comisión de Transporte de la Cámara de Diputados observó que el problema no es el cumplimiento de la NOM-012 sobre pesos y dimensiones, sino que “la norma está excedida”.

Hoy el reconocimiento es que pese a la eliminación de sobrepeso, la norma autoriza tonelajes de carga muy superiores al de otras naciones.

Roberto Díaz Ruiz, expresidente de la Canacar, reiteró que hacia finales de 2015 habían ocurrido alrededor de dos mil accidentes con 15 mil lesionados, lo cual implica una importante reducción de alrededor de 10%, e indicó que la vías con más problemas son la México-Querétaro y la México–Puebla.

Fuente Excelsior

Te puedes interesar

El tren más rápido del mundo comenzará a operar en China

El tren más rápido del mundo, que enlazará las ciudades chinas de Pekín y Shanghái, …