La reubicación de KCSM en Monterrey, tema de décadas 

Con el paso de las décadas se han proyectado diversas iniciativas para los terrenos que actualmente funcionan como sede del ferrocarril; sin embargo, ninguno ha prosperado, ya que reubicar a las empresas Kansas City Southern de México (KCS) y Ferromex es muy costoso.
El Gobierno del Estado, en distintos sexenios, ha intentado la reubicación de las compañías ferroviarias para desarrollar proyectos de atracción en esta zona de la avenida Manuel L. Barragán, en los límites de San Nicolás y Monterrey, como un Parque Fundidora II, o hasta la construcción de estadios de futbol.
Durante la administración de Sócrates Rizzo García se elaboró el proyecto de construcción de la terminal intermodal del ferrocarril, a desarrollarse en el municipio de Salinas Victoria. Se trataba de un plan ambicioso que contemplaba el retiro de los trenes de la ciudad, y que los que iban de paso tampoco entraran a la zona metropolitana.
Esta terminal contaría con bodegas para almacenar productos que arribaron en ferrocarril y serían distribuidos en la ciudad en camiones de carga. Sin embargo, por diferencias políticas, el gobernador no concluyó su sexenio y tampoco el proyecto.
Durante el sexenio panista 2007-2003, el entonces gobernador, Fernando Canales Clariond, tomó en cuenta estos terrenos para revivir el proyecto y construir un parque similar al de Fundidora, pero todo quedó en el papel.
Su sucesor, el priista José Natividad González Parás, retomó de nuevo el proyecto e incluso contempló la construcción del Interpuerto, que se ubica en Salinas Victoria; no obstante, la segunda parte del plan, que era conseguir espacios para reubicar a Kansas City y Ferromex, ya no fue posible; el motivo: el alto costo de los terrenos en la zona del Interpuerto.
Pero no sólo el Gobierno presentó proyectos para estos terrenos; también hubo organismos que planearon al grupo FEMSA, en 2009, la construcción del estadio de los Rayados.
Esta iniciativa fue secundada en enero de 2010 por el entonces alcalde de Monterrey, Fernando Larrazábal Bretón, quien sugirió que, de no lograr el predio junto a La Pastora, en Guadalupe, podrían negociar ubicarse en el de los ferrocarriles.
En esa ocasión, el munícipe anticipó que los patios de los ferrocarriles “pronto se desocuparán”, y había espacio suficiente para edificar el inmueble deportivo con capacidad de 50 mil espectadores.
“Yo entiendo que en estos momentos están en unas negociaciones de FEMSA con el Gobierno del Estado, con Congreso, que van muy avanzadas; como ingeniero civil digo que ese proyecto, independientemente de dónde se ubique, es el mismo.
“El equipo Rayados necesita un terreno donde se pueda hacer, yo me comprometo a buscar opciones; una es el terreno de ferrocarriles”, manifestó Larrazábal el 26 de enero de 2010.
En 2015, siendo candidata a la gubernatura, la senadora priista Ivonne Álvarez García presentó en abril, como promesa de campaña, la construcción del Parque Fundidora 2 en los patios del ferrocarril.
Ahora, el gobernador Jaime Rodríguez retomó la propuesta de la ex candidata, pero la situación es la misma: reubicar a las empresas ferrocarrileras es costoso.

Fuente Milenio

Te puedes interesar

Tráfico aéreo entre países del TLCAN creció 13.3% el último año

El movimiento de usuarios entre el país con las naciones del Tratado de Libre Comercio …