A partir de ahora, tener delante a un autobús no será tan agobiante. Los conductores y los ciclistas podrán ver las actualizaciones del tráfico en tiempo real en la parte trasera de los famosos autobuses rojos de Londres.

 

Transport for London ha comenzado una campaña de prueba de seis meses en los que, a través de pantallas situadas en los autobuses, se podrá conocer detalles sobre los cierres de carreteras, los accidentes y la congestión. La compañía británica asegura que este avance ayudará para que los conductores puedan evitar los lugares de tráfico denso y evitar el peering ilegal. Las pantallas no tienen publicidad y utilizan la tecnología GPS para dar información del tráfico actualizada desde el centro de control de tráfico 24 horas de TfL.

Los ensayos comenzarán en la ruta 344 de Clapham Junction y el 415 de Tulse Hill, las cuales tienen como destino Liverpool Street. Si tiene éxito, el esquema se ampliará al resto de las rutas de autobuses de Londres. Garrett Emmerson, el jefe de operaciones de Transport for London, dijo que esta innovación en el icónico transporte londinense ayudará a todos los usuarios de las carreteras de la ciudad. Están comprometidos con mejorar la información a tiempo real para que todos puedan evitar el tráfico, el tiempo perdido y, también, disminuir la contaminación que provocan las grandes esperas.