La norma emergente no incluye mejora de transporte: Imco

Mariana Tapia, investigadora del Instituto, dice que es limitada y que podría traer efectos adversos. Advierte que ahora los automovilistas podrían comprar carros nuevos o seminuevos al considerar difícil pasar la nueva verificación.

La nueva norma emergente de verificación, la cual entrará en operación el 1 de julio, estará limitada, pues no se ofrecen mejoras reales al transporte público en la Ciudad de México y el área conurbada, consideró Mariana Tapia, investigadora del Instituto Mexicano para Competitividad (Imco).

Refirió que si bien esta norma contiene cosas buenas como hacer más estricto el límite de emisiones y utilizar tecnología de Sistema de Diagnóstico a Bordo, esto podría traer efectos adversos.

Por ejemplo, precisó que algunos automovilistas podrían adquirir vehículos nuevos o seminuevos al considerar difícil pasar la nueva verificación, a su vez —dijo— esta nueva norma no ofrece un plan para mejorar el transporte público.

“No estamos subsanando la falla que tenemos en la Ciudad de México que es un uso excesivo del vehículo privado, y no tenemos opciones de movilidad alternativas: no hemos visto una propuesta de inversión en transporte público, en mejorar su calidad y oferta, y pues esta norma va a quedar limitada por la no oferta de transporte público que tenemos en la ciudad”, comentó.

Esta norma emergente contempla la verificación obligatoria para vehículos privados y de servicio público, federal y estatal. También implementa verificaciones remotas para unidades muy contaminantes, así como la medición de emisiones usando el Sistema de Diagnóstico a Bordo (OBD), el cual se comunicará en tiempo real con una base de datos monitoreada por la Procuraduría Federal y Protección al Ambiente (Profepa) y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Los modelos anteriores a 2006 se verificarán con los mecanismos anteriores (prueba dinámica o estática o de opacidad para vehículos de diésel) y se comunicarán los resultados a esta misma base de datos.

La especialista consideró que esta norma no debe verse como la solución al problema de la contaminación, pues reducir las emisiones requiere de vehículos con mejor tecnología e incentivos al transporte público.
Para mejorar la tecnología de los autos ligeros y pesados —dijo— se requiere que el gobierno federal actualice las normas 042 y 044 y las homologue con Europa y Estados Unidos, donde se venden vehículos que contaminan hasta 80 por ciento menos.

“Tenemos un atraso tecnológico en vehículos ligeros y pesados que hacen que nuestros vehículos sean más sucios que en Europa y Estados Unidos, porque no hemos actualizado otras normas de verificación vehicular”, apuntó Mariana Tapia.

Fuente Crónica 

Te puedes interesar

Canacar levanta la voz ante inseguridad en carreteras

La Cámara Nacional de Autotransporte de Carga lanzó un posicionamineto ante la ola de inseguridad …