La increíble historia del controlador aéreo que murió por salvar vidas en el terremoto de Indonesia

Anthonius Gunawan Agun murió en el terremoto de Indonesia y ha sido considerado como un héroe en el país. Controlador aéreo de profesión, este joven de 21 años se encontraba trabajando en el aeropuerto de Mutiara SIS Al Jufrie de Palu, en el oeste del archipiélago de Célebes, cuando comenzó el seísmo.

Según han relatado sus compañeros a varios medios del país, este joven se negó a abandonar su puesto de trabajo hasta que el avión que estaba controlando despegó, para asegurarse de que todo estaba en orden y los pasajeros no corrían peligro.

«Cuando se produjo el terremoto, estaba dando la autorización de despegue a un vuelo de Batik Air y esperó que el avión estuviera en el aire para abandonar la torre del control de tráfico aéreo», declaró un portavoz de AirNav Indonesia. Esta decisión fue precisamente la que le costó la vida, pues tras el despegue, los terremotos comenzaron a ser cada vez más fuertes y el edificio en el que se encontraba comenzó a derrumbarse.

El joven saltó desde un cuarto piso, lo que le provocó, además de la rotura de ambas piernas, numerosas lesiones internas. Fue trasladado a un hospital cercano, pero murió durante el camino.

El piloto que estaba al mando del vuelo de Batik Air, Ricosetta Mafella, expresó su gratitud por las acciones de Agung y compartió las últimas palabras del héroe en su cuenta de Instagram. «Alas de honor para Anthonius Gunawan Agung mi ángel de la guarda en Palu. Descansa en paz amigo mio. Dios esté contigo», escribió.

Te puedes interesar

Hay una app que funciona como tu mecánico digital

No conforme con atraer a millones de usuarios en todo el mundo con su famosa …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.