La importancia de la logística, el caso de Tesla y Walmart

La entrega exitosa de los productos terminados a los clientes suele ser el talón de Aquiles para cualquier compañía B2B o B2C. Ya sea que estés construyendo tuberías, manejando una marca exitosa de café o fabricando autos eléctricos, gestionar la carga nunca será tu característica más fuerte, ni la tuya ni la de nadie que tenga un negocio de gran crecimiento.

Esta es la razón por la que ni los socios ni las juntas directivas ni los analistas ni los consumidores quieren escuchar que la suerte de tu negocio depende de capricho de la logística que necesitas para hacer esas entregas.

Hagamos un flash back hacia el domingo 16 de septiembre: ese día Elon Musk, CEO de Tesla Motors, respondió personalmente a un tuit de un cliente que se quejaba sobre el retraso en la entrega de su nuevo coche. Musk escribió que su empresa se encontraba atorada en “el infierno de las logísticas de entrega”.

Siendo esta la cita de Elon Musk, claro está, el tuit se volvió noticia nacional. Después de todo, Tesla es una compañía de alto perfil tecnológico con un líder gregario como Musk, quien suele usar hipérbolas y hacer declaraciones extravagantes en foros públicos.

Sin embargo, en el contexto actual del mercado de logística, el tuit de Musk no está lejos de la verdad. Los problemas alrededor de la entrega de autos terminados con la que está lidiando Tesla son parte de un problema significativo que hoy en día plaga los negocios: encontrar a los conductores y el equipo necesario para mover bienes.

A un nivel macro, las cadenas de suministro en Estados Unidos están sufriendo de un periodo de alta demanda y poca oferta. Tal como reportó el Journal of Commerce, los analistas de Gartner predijeron que la capacidad de oferta será limitada en 2018 y 2019.

Aumentando este predicamento para Tesla está el hecho de que entregar vehículos terminados es un mercado de especialidad, con un número relativamente pequeño de mensajeros que pueden mover esos autos al mercado y entregarlos en las manos de los consumidores. Por lo tanto, sí es complicado encontrar esos camiones especiales, además de que hay un número limitado de choferes que pueden manejarlos.

Los choferes deben tener un certificado especial para hacer este tipo de entregas, y contar con una licencia DOT. Encontrar gente que quiera hacer este trabajo ha sido un problema desde hace mucho tiempo. Tal como ha sido reportado ampliamente, la falta de conductores ha sido un grave problema, sobre todo el año pasado, haciendo que la capacidad de todos sea reducida.

¿Y esa compradora de Twitter esperando por su Tesla? Probablemente tuvo conocimiento de primera mano de los continuos retrasos que afectan el canal de logística “Intermodal”, incluyendo el tren. Tal como describió la Asociación Intermodal de Norte América, en este momento estamos viviendo la temporada más alta de tráfico de trenes que transportan carga. Sin embargo, tener mercancía atorada en los trenes es algo común en esta época del año, ya que los proveedores mueven bienes a los vendedores para el inventario del último trimestre.

Y hablando de Musk y Tesla, la compañía aumentó recientemente la producción de su Model 3, algo que había sido enormemente anticipado y que tiene cientos de clientes esperando la entrega de los autos que reservaron hace meses, o incluso hace un año. El incremento de volumen tiene un impacto significativo en la cadena de suministro de la compañía. Una mayor producción significa un mayor volumen y un proceso de entrega mayor, lo que deja a los ejecutivos en territorios desconocidos en los que no acostumbran meterse.

Lo que ha pasado en Tesla… y en Walmart

Hace unos meses, Tesla anunció que el “infierno de producción” del que habló Musk había sido puesto en revisión, y que finalmente habían logrado su tan esperado objetivo de producir 5 mil autos a la semana.

Sin embargo, este aumento en los niveles de producción sólo ha servido para exacerbar los problemas de entrega. Para compañías jóvenes y de gran crecimiento como Tesla, pensar y administrar la cadena de suministro suele estar entre las decisiones estratégicas menos socorridas.

Para las compañías B2C en general, tanto marketing como ventas siempre vienen primero, ya que el aumento de ganancias es necesario para crear impulso, favorecer el interés del público y atraer inversionistas. La logística no suele ser una función prioritaria en ninguna compañía, y adquirir ese conocimiento de manera interna se percibe como un gasto en lugar de una inversión con un retorno significativo.

Por esta razón, el problema de la capacidad de entregas ha recaído en varias fábricas pequeñas y medianas, especialmente en el sector de ventas de minoristas, en las que cadenas más grandes como Walmart están imponiendo nuevas reglas a la cadena de suministros de sus vendedores.

“A tiempo y completo” es la última regulación impuesta por Walmart para pedir que los cargamentos, en la forma de entregas de inventarios, lleguen durante las ventanas garantizadas de entrega y que el cargamento contenga todos los bienes pactados. Con penalizaciones grandes por entregas incompletas o retrasadas, los fabricantes buscan formas de monitorear de cerca sus cargas tanto de entrada como de salida.

Una solución muy común es usar a un tercer como proveedor de logística (3PL por sus siglas en inglés). Un 3PL provee una gran variedad de servicios que permiten a los clientes otorgar un mejor servicio, hacer sus entregas a tiempo y con tarifas negociadas, haciendo que el proceso de la cadena de suministro sea más transparente.

La industria de las 3PL ha crecido rápidamente, con algunas compañías grandes haciéndose públicas y con un incremento importante en la actividad en los mercados del sector. Además de proveer una solución para interactuar con diferentes modalidades de transportación necesaria para entregar bienes terminados, las empresas 3PL pueden ayudar a evitar la escasez de bienes, proveyendo visibilidad en niveles de inventarios, ofreciendo inteligencia a los negocios sobre indicadores críticos de desempeño clave para las iniciativas, haciendo que las compañías sean más veloces y flexibles ante las cambiantes condiciones del mercado.

Los retos que enfrenta Mus son un tanto similares a los de cualquier emprendedor que está viviendo un hipercrecimiento y una gran demanda de sus productos. Aquí te dejo algunos tips que puedes aplicar a tu negocio para prepararlo para una carga mayor:

Entiende los retos que vienen con el incremento de volumen

El incremento en el volumen de lo que produces tiene un impacto significativo en la cadena de suministros. Una mayor producción significa un mayor volumen y mayores cargamentos procesados. Puede que te encuentres a ti mismo en un territorio desconocido y al que no estés acostumbrado a manejar.

Conoce la logística o asóciate con una compañía que domine el tema

La logística no suele ser una función de alto nivel en ninguna compañía, y obtener la experiencia de manera interna suele verse como un gasto, en lugar de como una inversión con un retorno significativo.

Encuentra un socio que logre identificar formas de optimizar  y monitorear de cerca la carga de salida

Lo más probable es que tengas que enfrentarte a grandes penalizaciones por hacer entregas tarde o incompletas, por lo que siempre debes buscar formas de optimizar y monitorear de cerca tus cargas de entrada como de salida.

Ahorra tiempo y dinero con un socio que interactúe con todas las formas de transporte necesarias

Una empresa 3PL puede darte una gran variedad de servicios que te permitan a ti dar un mejor servicio, hacer las entregas a tiempo y con tarifas bien negociadas, contando con reportes personalizados y una mayor transparencia en la cadena de suministros.

Fuente Entrepreneur

Te puedes interesar

Sexenio de Peña, el mayor número de autos robados, estos son los estados con mas robos

La Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) informó que de diciembre de 2017 a …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.