Investigación sobre Uber: detectan aplicación con la que espiaba a sus rivales

Uber está siendo investigada por las autoridades federales de Nueva York por su presunto uso de un programa de espionaje diseñado para socavar la competencia de su servicio de taxis, de acuerdo con personas familiarizadas con el asunto. En un nuevo episodio de la creciente presión legal sobre la compañía, fiscales federales y agentes del FBI en Manhattan han estado investigando un programa apodado “Hell”, o Infierno, que supuestamente permitió a la compañía espiar a los conductores del servicio competidor Lyft, según las personas.

El programa ayudaba a identificar a conductores que trabajaban para ambas compañías, apuntando a ellos para ofrecerles incentivos en efectivo para que fueran leales a Uber. El programa fue utilizado supuestamente de 2014 a 2016, dijeron las fuentes.

Las autoridades estadounidenses ya están investigando a la compañía en otros dos frentes: otro programa apodado “Greyball”, que supuestamente se usó para engañar a los reguladores sobre sus operaciones; y posibles violaciones de la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero, que prohíbe pagos de sobornos a funcionarios extranjeros. La investigación sobre Greyball está siendo supervisada por fiscales federales en San Francisco, mientras que el caso de pagos en el extranjero se está manejando desde la sede del Departamento de Justicia en Washington.

Matt Kallman, portavoz de Uber, dijo que la compañía está cooperando con la investigación, y ya han dejado de usar el programa Hell. Los representantes del FBI y el fiscal en funciones Joon Kim de Manhattan se negaron a comentar sobre la investigación.

Los conductores de Lyft presentaron una demanda colectiva contra Uber por el programa Hell en la corte federal de San Francisco en abril. Un juez concedió la petición de Uber para desestimar el caso el mes pasado, pero permitió que fuera revisado y presentado otra vez. La noticia de la investigación de Nueva York sobre las prácticas de Uber fue reportada primero por The Wall Street Journal.

Uber lleva meses sumido en un escrutinio legal y regulador por sus prácticas, lo que aumentó la presión que finalmente condujo a la renuncia del cofundador y expresidente ejecutivo Travis Kalanick en junio. Los principales inversionistas en Uber se rebelaron contra el liderazgo de Kalanick después de una serie de controversias, incluyendo su trato a las mujeres y los conductores.

Uber contrató a Dara Khosrowshahi, quien fue el presidente ejecutivo del sitio web de viajes Expedia, para tomar el timón de la empresa. Khosrowshahi ha dicho que planea redactar un nuevo conjunto de valores fundamentales para la compañía y espera sanear sus problemas para prepararla para una oferta pública inicial, posiblemente en 2019.

Fuente Economia Hoy

Te puedes interesar

Rusos estudian fabricar autos en México

El Ministerio del Comercio e Industria de Rusia está estudiando la posibilidad de crear en …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.