Intensifican sanciones a transporte de carga por exceder peso y dimensiones

En el transcurso del presente año, alrededor de 26 transportistas han sido sancionados por exceder los límites permitidos en materia de peso y dimensiones para circular en carreteras federales, establecidos en la Norma Oficial Mexicana (NOM) 012, dio a conocer Roberto Díaz Ruiz, presidente de la Cámara Nacional del Autotransporte (Canacar) en Aguascalientes.

Recordó que el año pasado se reformó dicha normatividad, estableciendo montos de hasta 120 mil pesos tanto para sancionar tanto al embarcador como para al cliente que participaron en la infracción. Muchas veces esto era permitido con el fin de ahorrarle costos del peaje al cliente: “si el vehículo de carga rebasa el 10 por ciento del peso que debe transportar, no puede seguir circulando a no ser que se trate de perecederos y materiales peligrosos”. En los operativos de revisión participa personal de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y de la Policía Federal.

Díaz Ruiz recordó que ambas dependencias estuvieron sosteniendo reuniones con empresarios del transporte el mes pasado para hablarles sobre la intensificación de las revisiones, dado que desde su entrada en vigor, la NOM 012 no había sido exigida a cabalidad: “ahora en un solo viaje se pueden acumular dos o más sanciones y no habrá negocio que aguante multas de esa magnitud”.

El dirigente estatal de Canacar anunció que en pasados días el organismo suscribió un acuerdo con una armadora para cambiar la cotización de camiones y tractocamiones a pesos, en el ánimo de facilitar al sector la modernización del parque vehicular en el contexto de la volatilidad del dólar y la tendencia alcista de las tasas de interés: “los créditos pueden ser hasta por 60 meses y en el momento en que se documente se hace con el tipo de cambio que se tenga en ese día en la banca, además de que la tasa de interés también está pactada al cierre de la negociación”.

El costo de un vehículo completo es de aproximadamente dos millones de pesos, en tanto que el del puro remolque ronda sobre los 600 mil pesos. Es la primera vez que una compañía toma una decisión de esta magnitud puesto que históricamente las cotizaciones se fijaban en la moneda norteamericana. Díaz Ruiz confió en que otros proveedores harán lo propio para mantenerse en términos de competitividad y dar certidumbre a los empresarios mexicanos frente a la inestabilidad del panorama económico: “la industria del transporte pesado en nuestro país es la tercera a nivel mundial y la cual ha seguido creciendo ya que gracias al 70 por ciento de lo que se está produciendo es para exportación”.

Fuente La jornada

Te puedes interesar

Interjet inicia operaciones ruta Bajío-Los Ángeles

  Con los tradicionales actos simbólicos del corte de listón y el arco de agua, …