Industriales mexiquenses exigen a autoridades impedir secuestro de transportes

La Unión Industrial del Estado de México (Unidem) pidió ayer la urgente intervención del Gobierno del Estado de Guerrero y de autoridades federales para evitar más secuestros de unidades de transporte de carga con mercancía de empresas de refrescos, alimentos y productos básicos, como las que fueron secuestradas la semana pasada en la caseta Tixtla-Nuevo Libramiento, presuntamente por estudiantes de la Escuela Rural de Ayotzinapa.

Francisco Cuevas Dobarganes, vocero de la agrupación, detalló que el lunes, directivos de una empresa de productos básicos agremiada a la Unidem alertaron sobre la retención de choferes con sus unidades, quienes fueron obligados a conducir a las instalaciones de la Normal Rural, donde se mantuvieron retenidos, esto ante la nula intervención de autoridades para evitarlo o dar seguridad.

“La empresa se comunicó con uno de los choferes, quien mencionó que tanto él como su compañero se encontraban en buenas condiciones. Sin embargo, fueron advertidos de que los iban a liberar hasta que descargaran la mercancía de los camiones y posteriormente pondrían a salvo a los conductores”, apuntó el representante de los industriales.

El director general de Unidem dijo que posterior a dicha denuncia sumaron otras sobre la retención de al menos dos vehículos de empresas de refrescos y alimentos, por los que también pedían $15 mil pesos para liberarlos.

Los representantes de las distintas empresas iniciaron las denuncias ante las autoridades correspondientes por la retención de sus trabajadores y la sustracción de mercancía de cinco unidades de carga, con valor de entre 130 mil pesos y hasta un millón de pesos, según el tipo de transporte y productos.

La Unidem pidió la intervención urgente del Gobierno federal y del Estado de Guerrero para realizar dispositivos de vigilancia en las inmediaciones de la caseta de Tixtla-Nuevo Libramiento y carreteras aledañas, para evitar mayores retenciones de vehículos de transporte de carga.

“Requerimos de la presencia urgente de la Policía y la intermediación de autoridades para tomar medidas inmediatas que frenen este tipo de acciones en Guerrero, ya que de lo contrario terminarían por aniquilar el poco empleo formal que aún queda en esa entidad, pero principalmente, para no poner en riesgo la vida e integridad física de los trabajadores.

“Los industriales del Estado de México no tenemos ningún problema con las justas demandas de los normalistas, lo que nos preocupa, es que un movimiento social, se tome como pretexto para cometer delitos graves como secuestro, robo y extorsión, que cualquiera de ellos, por sí solo, ameritaría la intervención inmediata de las autoridades en cualquier lugar donde prive el Estado de Derecho”, concluyó.

 

 

Fuente El Sol de México

Te puedes interesar

Nuevo aeropuerto nace con “pecado original”

En la cuenca que alguna vez fue el gran lago de Texcoco de los aztecas, …