Importadores de autos bloquean garita en Tijuana 

 Importadores y tramitadores de autos se manifestaron frente a la salida de la garita de importación de Tijuana, apenas unas horas después de que el administrador general de la aduana en México, Ricardo Treviño Chapa, visitara el municipio y rechazara que hubiera una política en contra de esta actividad.

Sania Rochín fue una de los inconformes y lamentó que desde hace un mes tuvo que cerrar su agencia de importación de autos, debido a que la cantidad de trabajo prácticamente desapareció. “Si antes tramitaba los permisos de 20 o 30 carros, ahora sólo alcanza para dos o tres”, se quejó.

“Ellos (el SAT) dicen que no hay restricción y que según son 100 carros los que dejan pasar por día, pero eso es mentira y un ejemplo soy yo: mi situación es la misma que padecen muchos compañeros, nos quieren desaparecer y no lo vamos a permitir. Para poder importar un sólo carro estamos tardando más de tres días en cruzarlos de Estados Unidos a Tijuana”, criticó Rochín.

Desde mayo, el número de carros que cruzaba diariamente de Estados Unidos a Tijuana para ser importados disminuyó de entre 150 y 200 por día, a solamente 50 o 60, aunque las autoridades aduanales sostienen que las cifras indican que son poco más de 100 carros diarios.

Al igual que Rochín, otros importadores asistieron aproximadamente a las 3 de la tarde para manifestarse a la salida de la garita, donde llevaron cartulinas en las que exigieron aumentar la cantidad de autos que se permiten importar, mientras caminaban en círculos retrasando el tránsito de los camiones de carga.

Al lugar llegaron oficiales de la policía municipal y federal, quienes se colocaron a un costado de los manifestantes después de acercarse a dialogar con ellos, para exhortarlos a retirarse y no entorpecer el cruce de los camiones de carga, ya que las movilizaciones estaban generando largas filas dentro del recinto aduanal.
Ante la desesperación de algunos choferes por no poder cruzar la garita de importación, embistieron con sus vehículos a quienes se encontraban en la manifestación; por lo menos en tres ocasiones alcanzaron a golpear a varios de los inconformes, sin que la acción tuviera consecuencias mayores.

“¡No nos vamos a mover! A ése ya no lo dejen pasar ¡ya amenazó con aventarnos el carro!”, gritó una mujer que también portaba una cartulina en la mano con el mensaje: “Presidente EPN, aquí en frontera no funcionan tus políticas aduanales, los importadores queremos trabajar”.

Sania Rochín advirtió que a raíz de las protestas que han realizado en los últimos tres meses, la aduana de Tijuana comenzó una estrategia de hostigamiento en contra de los importadores, quienes han sido llamados a declarar por parte de agentes de la Procuraduría General de la República (PGR), a pesar de que les habían prometido que no habría represalias.

Fuente El economista 

Te puedes interesar

Transporte y energía amenazados con renegociación del TLC

Sin importar lo que suceda con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte …