Importación de diesel abaratará precio a mediano plazo

La decisión de adelantar la liberalización de la importación de gasolinas y el diésel en México a partir del 1 de abril del 2016 no tiene por sí misma un fin recaudatorio ni afectará el esquema de precios máximos de dichos combustibles, aseguró Eduardo Camero.

El titular de la Unidad de Política de Ingresos No Tributarios de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) explicó que la medida que anunció este lunes el gobierno federal tiene como objetivo generar una mayor competencia entre marcas y, a la par, lograr que bajen los precios de los combustibles en el mediano plazo.

“Es una medida que traerá beneficios a los consumidores en el mediano plazo. Es difícil dar una estimación porque es un mercado que ha estado cerrado por mucho tiempo. Lo que es seguro es que el ecosistema está diseñado para beneficiar a los ciudadanos”, añadió en una reunión con medios.

Adelantar los tiempos establecidos en la reforma energética tiene el objetivo de comenzar a generar condiciones de competencia para que eventualmente el mercado se desarrolle, y se incrementen a la par las estaciones de servicio.

“La penetración de México en torno a las estaciones de servicio es baja, contamos apenas con 11,000, mientras que en otros países como Estados Unidos la cifra llega a triplicarse. El anunció le dará estabilidad a los ingresos públicos”, consideró.
Margen de reducción

Al ser cuestionado sobre cuánto podrían bajar los precios de las gasolinas en el mediano plazo, Camero respondió que el margen potencial para que disminuyan los costos de los combustibles con la entrada de nuevos competidores es de 1.70 pesos por litro.

Es decir que si se toma en cuenta el precio máximo que aplica actualmente (13.16 pesos por litro para la Magna), el combustible en un futuro podría fluctuar en algunas zonas del país en 11.46 pesos por litro. Siendo la frontera en donde se verán reflejado primero los beneficios.

En este sentido, Camero aclaró que ello no quiere decir que eso es lo que se espera en el mediano plazo ni es lo factible, todo dependerá de la oferta, demanda y logística que cada compañía implemente.

Al final, 1.70 pesos por litro es el margen potencial para que las empresas sean más eficientes o incluso, añadió, por alguna estrategia comercial puedan renunciar a su ganancia para ganar más clientes. Petróleos Mexicanos (Pemex) tendrá que entrar a competir, dijo.

Así, explicó que durante este año y hasta el 2017 no se modificará el esquema de precios máximos y mínimos para la venta de combustibles que aprobó el Congreso de la Unión en el Paquete Económico de este año.

De acuerdo con datos de la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros (Amegas), en este mes el precio máximo para la gasolina Magna es de 13.16 pesos por litro; para la Premium, de 13.95 pesos por litro, y para el diésel es de 13.77 pesos por litro.

El próximo 29 de febrero la Secretaría de Hacienda tendrá que dar a conocer por medio del Diario Oficial de la Federación (DOF) la banda de precios que aplicará correspondiente al mes de abril.

Fuente El Economista

Te puedes interesar

Ataque a Ferromex aumenta 114%; fuera de control tramo Veracruz-CDMX

Lourdes Aranda, directora de Relaciones Gubernamentales de Ferromex y Ferrosur, dijo que en los últimos …