Hyperloop llega al desierto a comenzar las pruebas del transporte del futuro

Hoy, desde bien temprano en el desierto de Nevada, ya andan trabajando en lo que podemos considerar como las primeras pruebas reales de Hyperloop. Una de las empresas implicadas en esta aventura se compró allí unas tierras y quiere probar que lo que han estado creando en laboratorio, puede funcionar en una escala mayor.

Será la primera demostración de la tecnología de transporte y carga basada en la propulsión con energía electromagnética, pero también es el comienzo de las operaciones de una compañía que nace a partir de otra: Hyperloop One.

En estas pruebas se utilizarán lo que los ingenieros de Hyperloop llaman ‘POAT’, o propulsión al aire libre. Se trata de mover las cápsulas a más de 480 kilómetros por hora, con el cielo a la vista, ya que el sistema no se encuentra cerrado. Para que entendamos mejor de lo que están hablando, han creado una animación, también comparten un vídeo con el que van calentando motores:

Hemos probado las tecnologías de levitación, la aerodinámica en entornos de baja presión, también los tubos. Ahora es el momento de llevarlo a una escala mayor. Rob Lloyd, CEO de Hyperloop One

Un cambio de nombre que vale 80 millones

En esto de llevar a buen puerto el transporte del futuro de Elon Musk con Hyperloop, había dos empresas, una de ellas es Hyperloop Technologies, que es la que cambia de nombre a Hyperloop One. La idea es que quieren diferenciar la nueva etapa de los dos años que han estado como startup, también tener una marca más llamativa que la de sus competidores, Hyperloop Transportation Technologies (HTT).

La empresa está afincada en Los Ángeles, y ahora es 80 millones de dólares más rica gracias a una ronda de financiación que acaban de anunciar. Con 160 ingenieros trabajando en el proyecto, ahora tienen más poderes para llevar a Nevada sus prototipos, de hecho adelantan la fecha de prueba real a finales de 2016.

 3059752 Poster P 1 Hyperloop Technologies Scores 80 Million Changes Name To Hyperloop One
El dinero llega desde inversores que ya habían apostado por la idea como Sherpa Ventures, EightVC, ZhenFund y Caspian Venture Partners, pero también hay nombres nuevos: 137 Ventures, Khosla Ventures, Fast Digital, Western Technology Investment (WTI), SNCF, GE Ventures, y SNCF (la empresa ferroviaria francesa, como la antigua RENFE). La cantidad total que han conseguido en inversión desde su creación asciende a 100 millones de dólares.

Socios y colaboraciones bienvenidas

Al margen de la financiación, casi tan importante es conocer que hay muchas asociaciones con empresas a nivel mundial, especialmente en Europa. Nombres como AECOM, AMBERG Group (Suiza), ARCTURAN SUSTAINABLE CARGO, ARUP, Cargo Sous Terrain, Deutsche Bahn Engineering & Consulting (Alemania), FS LINKS, GRID, KPMG y SYSTRA (Francia), se unen a la causa.

 Poattowers

La más notable es la asociación con el arquitecto Bjarke Ingels y su firma BIG. El danés es conocido por sus ambiciosos proyectos en infraestructuras, y llega a Hyperloop One para trabajar en la integración del novedoso transporte con las ciudades. No podemos pensar en estaciones como las que tenemos ahora, una tecnología tan novedosa necesita que piensen mucho cómo van a hacer las cosas.

Otro de los puntos a destacar es el anuncio de participación de Hyperloop One en un estudio privado en el que se pretende examinar la viabilidad y rutas de la tecnología en Finlandia y Suecia.

¿Qué hace la competencia?
Por lo visto las tecnologías que emplean HTT y One no son exactamente iguales, se aproximan a la levitación de diferentes formas. Los primeros tiran de algo denominado “passive magnetic levitation”, y One tiene su propia tecnología de propulsión, pero ninguna de las dos da demasiados detalles al respecto. En el siguiente vídeo podéis ver la propuesta de HTT, que tira por un modelo ‘crowdsourcing’

Fuente Xataka

Te puedes interesar

(Video) Chofer de Cabify patea a mujer vigilante en Puebla

Cuando apenas cumplía un mes de haber reanudado operaciones en Puebla, la empresa Cabify volvió …