Huachicoleros de Guanajuato, la bomba por explotar 

La pelea entre bandas criminales por el control de la ordeña a ductos de Pemex en el corredor Salamanca-Irapuato, por el narcomenudeo en Guanajuato, San Miguel de Allende y León, y por el dominio de las rutas para el trasiego de droga en los límites con Jalisco y Michoacán está ensangrentando a Guanajuato.

En los primeros cuatro meses de este año se han registrado 459 víctimas de homicidio doloso, de acuerdo con el reporte más reciente del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP).

Tan sólo en abril se reportaron 133 víctimas de este delito, la cifra mensual más alta desde enero de 2014, cuando el Gobierno federal empezó a llevar una registro de víctimas de alto impacto.

Apenas el jueves, al menos seis personas fueron ejecutadas en el estado, entre ellas el director de Seguridad Pública, Vialidad y Transporte de Apaseo El Grande, José de Jesús Salgado Martínez, quien fue acribillado afuera de su domicilio.

Además, informes de Pemex refieren que Guanajuato encabeza en 2017 la ordeña de combustible mediante más de 400 tomas clandestinas halladas entre enero y abril en los ductos que van de la Refinería de Salamanca a la Terminal de Almacenamiento y Reparto (TAR) de Irapuato, los cuales transportan turbosina, Diesel y Diesel UBA.

De acuerdo con indagatorias federales, grupos criminales vinculados con Los Zetas y los Cárteles de Jalisco Nueva Generación y del Golfo se disputan el robo de hidrocarburo en Irapuato, Silao, Pénjamo y Salamanca, principalmente.

Te puedes interesar

Serenity, la nueva forma de asegurar mercancía de CMA CGM

CMA CGM anunció el lanzamiento de Serenity, su nueva oferta en la cobertura ante a …