Hella desarrolla el manejo automatizado de vehículos

Antes de cruzar la calle frente a un automóvil, el peatón suele buscar contacto visual con el conductor para mayor seguridad, sin embargo, esto pronto podría cambiar. Cuando los vehículos en el camino sean plenamente automatizados, puede llegar a darse el caso de que el conductor en ese instante se ponga a revisar sus mensajes, de tal forma que esto exige contar con otro tipo de comunicación.

Dentro del marco del proyecto internacional de investigación interACT, iniciado en mayo de 2017 y financiado por la Unión Europea, HELLA, empresa experta en iluminación y electrónica, y sus socios en el proyecto, investigarán durante los próximos tres años cómo se irá transformando la comunicación entre el usuario automatizado del camino y el no automatizado – como es el caso de peatones, ciclistas y otros conductores de autos. En primera instancia, el enfoque será en automóviles de pasajeros dentro de un entorno urbano.

En lo que refiere a comunicaciones entre humanos y vehículos, la iluminación juega un papel muy singular. “Ahora, también es cierto que los sistemas actuales para iluminar automóviles por dentro y por fuera del vehículo están lejos de sustituir el contacto visual, los gestos o el lenguaje corporal”, explica el Dr. Michael Kleinkes, vicepresidente de desarrollo de iluminación e innovación en HELLA. “Es por lo anterior que en el contexto de este proyecto investigamos a fondo y desarrollamos un sistema que pueda lograr eso confiablemente”.

De esta manera, en un inicio, los investigadores detectarán cuáles instancias son las que requieren de comunicación. Posteriormente, examinarán los distintos métodos para lograr esto de la mejor forma posible, ya sea mediante proyecciones, símbolos o colores. “La comunicación no solamente debe funcionar bien en la noche, sino que también durante el día”, agrega el experto. “Además, debe tratarse de un contacto claro e intuitivo, que funcione bien internacionalmente”. El siguiente paso implicará la creación que realizará HELLA de un prototipo que se integre con los módulos de iluminación dentro del vehículo. Para que esto sea posible, los socios del proyecto deben cubrir la cadena completa de valor agregado.

La investigación y el desarrollo son componentes sustanciales del ADN de Hella. El enfoque en todo el proceso radicará en las tecnologías para las tendencias centrales del mercado en la industria automotriz, como el caso de la conducción autónoma, la conectividad y la digitalización, la eficiencia y la electrificación, así como la individualización. Ante esto, el desarrollo de sistemas de iluminación de alta resolución está cobrando cada vez mayor importancia. En el futuro, la iluminación también adoptará otras funciones adicionales.

Te puedes interesar

Puebla registra 92 robos a trenes en primer trimestre del 2018

Durante el tercer trimestre de este año, la Agencia Reguladora del Transporte Ferroviario reveló que …