Hasta 30% menos de ventas en gasolineras por “huachicoleo” en Oaxaca

El presidente de la Unión de Gasolineros de Oaxaca advierte que la gasolina robada a los ductos de Pemex es un producto sin terminar.

El robo de hidrocarburos ha provocado pérdidas económicas en algunas estaciones de servicio en el estado de Oaxaca que van de un 20 a 30 por ciento en el volumen de venta, aseguró el presidente de Empresarios Gasolineros (EGEO), Ramón Loredo González.

Sus estimaciones no están alejadas de las que ha reportado la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros (Amegas), la cual estima que el robo de gasolina impacta, en promedio, a 20% en las ventas las sus gasolinerías, lo que equivale a 100 mil litros al mes por cada estación de servicio.

Con los precios actuales de la gasolina, representarían pérdidas de alrededor de un millón 800 mil pesos por estación de servicio. La Procuraduría General de la República (PGR), sin embargo, estima que el 80% del combustible robado a Petróleos Mexicanos (Pemex) tiene como destino probable su propia red de distribuidoras.

“Las estaciones de servicio han reportado bajos volúmenes de venta debido a que desgraciadamente se está dando este fenómeno en el estado”, dijo Ramón Loredo.

Daños al motor

El empresario, sin embargo, resaltó que el robo de hidrocarburos, a través de la ordeña de ductos de Pemex, es un producto sin terminar y la mayoría de las veces es adulterado con alcohol. “Sin una persona lo usa periódicamente en sus vehículos, explicó, provocará daños en el motor”.

Además, también implica un peligro el que el combustible se encuentre almacenado en alguna zona habitacional o en domicilios en los que se expende de manera ilegal. De acuerdo con Ramón Loredo, en México solo pueden expender la gasolina las estaciones de servicio.

“No hay otra manera de almacenar el combustible y las gasolineras son revisadas para que cumplan con todas las normas de seguridad y que cubran con despachar litros exactos”. Toda persona que venda gasolina fuera de las estaciones está cometiendo un delito por carecer de las condiciones de seguridad adecuadas.

La Coordinación Estatal de Protección Civil de Oaxaca (CEPCO) señala que en el estado de Oaxaca son alrededor de 340 los punto de venta de gasolina que operan de manera clandestina en el estado, ya sea en pequeños negocios o casas habitación.

De acuerdo con Luis Enrique Cabrera Miguel, encargado del departamento de Validación y Seguimiento Normativo de la CEPCO, carecen de requisitos de seguridad indispensables para la venta de gasolina.

“Es decir, lo tienen a la intemperie”, detalló el empresario Ramón Loredo, “eso está ocasionando vapores y es peligroso hasta para quien lo expende y también los consumidores desconocen si realmente reciben un combustible con las especificaciones adecuadas para los vehículos”.

El presidente de EGEO opinó que ojalá los ministerios públicos encargados de llevar las carpetas de investigación sobre el robo de hidrocarburos realicen bien su trabajo para que los responsables respondan a la Ley y no queden en libertad.

También exhortó a la ciudadanía a realizar las denuncias, aunque sea de manera anónima, cuando cuenten con información en torno a la venta ilegal de combustible, por el riesgo que implica.

Te puedes interesar

“Golpe letal” aumento en carreteras de peaje

El incremento en las cuotas de las carreteras perjudica en el costo de las mercancías …