Guanajuato… Tercer lugar en robo a transporte

Conductores que viajan por los caminos de Guanajuato están expuestos a ser víctimas de la delincuencia, pues en promedio a la semana es asaltado un automovilista en las carreteras del estado.  

Datos proporcionados por la Policía Federal detallan que de enero del 2015 a febrero del 2017 se han registrado 122 robos en carreteras de Guanajuato, es decir, en 26 meses se consumaron en promedio cinco delitos por mes, uno por semana. 

Las víctimas de estos asaltos fueron conductores de camiones de carga, particulares, de pasajeros, entre otros. En los últimos tres años, esta lista la encabeza la Ciudad de México, seguido de Veracruz y en tercer lugar se ubica Guanajuato.  

El estado se ha mantenido en los últimos tres años en el tercer lugar por el delito de asalto en carreteras, puentes y zonas de jurisdicción federal de la República. 

Sólo en 2015 se posicionó en el cuarto lugar con 69 atracos; en 2016, aunque bajaron a 43 robos, ascendió al tercer lugar; y en los dos primeros meses del 2017 se mantiene en el tercer lugar, con 10 delitos. 

En comparación con otros estados, Guanajuato encabeza en atraco a transporte de carga; en 2015, de los 69 delitos, 55 fueron de carga; le continúan Querétaro y Veracruz. 

En 2016 el estado continuó encabezando la lista, de los 43 hurtos, 36 fueron a unidades de carga; mientras que en los dos primeros meses del año se han consumado 10 robos, de los cuales cinco fueron de carga.

Mientras que Chiapas, Ciudad de México y Veracruz son las principales entidades donde los criminales asaltan camiones de pasajeros.

En cuanto a robo a conductores particulares, también Guanajuato está dentro de los tres primeros estados por este delito; en enero y febrero de este año se registraron 10 hechos consumados, de los cuales cinco fueron a particulares. 

Modus operandi 

Datos obtenidos vía acceso a la información de la Policía Federal, revelan el modus operandi de los criminales.
Los agresores utilizan armas cortas y largas, palos, tubos y piedras para amedrentar y agredir a los conductores. 

Los asaltos han ocurrido tanto en vehículos estacionados como en movimiento y depende de esto para que los malhechores accionen; pueden abordar la unidad, fingir una falla mecánica, con señas y armas detener al conductor, obstruir el paso con piedras, viajar como pasajeros, interceptarlos u ocasionar una parada momentánea. 

Los hechos que siempre son con violencia en promedio duran más de una hora y son principalmente para robos en transporte de carga y particulares, aunque hay registro de asaltos desde unos minutos hasta más de dos horas.  

Cuando roban el vehículo, lo malhechores trasladan la unidad a un inmueble, a un lugar despoblado u otro lugar del estado, y al conductor lo encierran en la caja del camión, lo amagan, golpean o inmovilizan. 

La carretera más peligrosa es la federal 57 que recorre gran parte del país, desde la frontera con Estados Unidos en Piedras Negras, Coahuila, hasta la Ciudad de México.

Recorre los estados de Coahuila, Nuevo León, San Potosí, Guanajuato, Querétaro, Estado de México, Hidalgo y Ciudad de México; los asaltos ocurren en distintos tramos.

En el caso de Guanajuato, las carreteras donde se han registrado más asaltos son el tramo Querétaro-San Luis de la Paz, el entronque San Luis de la Paz con los límites de San Luis Potosí, Querétaro-Celaya y Celaya-Salamanca. 
Simulan ser federales

Javier Solís López es originario de Guadalajara y tiene 15 manejando por las carreteras de toda la república. En los últimos cuatro años visita Guanajuato tres veces por semana para trasladar abarrotes. 

En una de sus visitas al estado fue detenido por unos supuestos federales para una supuesta revisión, una vez que bajó del tráiler lo comenzaron a golpear hasta quebrarle dos costillas y una mano. 

Mientras lo agredían pasó una camioneta lujosa como lo refirió él, y los delincuentes dejaron de golpearlo para ir tras la camioneta. 

“Cuando me estaban golpeando sacaron machetes, pero me salvó una camioneta que pasó, sólo escuché que uno de ellos gritó ‘ésa es la buena’ y se fueron. Adelante estaba una patrulla de la Policía Federal y le pedí ayuda, sólo me dijo mejor vete porque van a regresar y te van a matar”.

Otra agresión la vivió cuando bajó la velocidad casi en alto total, momento en que una persona se subió a la barandilla del lado de su puerta y lo amenazó con una pistola, exigiéndole que se orillara. 

Con temor, Javier siguió su camino y comenzó a subir la velocidad, logrando frustrar el asalto.  

Atracan a trailero cuatro veces 

El operador de camiones, Juan Ricardo Valdivia Torres, originario de León, ha sido asaltado cuatro veces. 
Apenas la semana pasada, mientras circulaba sobre la carretera León-Lagos de Moreno, a baja velocidad fue agredido con piedras por un grupo de hombres, sólo le quebraron el parabrisas del tráiler porque logró acelerar para huir de un posible asalto. 

Otra agresión la vivió en Lázaro Cárdenas, Michoacán, mientras dormía afuera de un templo, cerca de la una de la mañana; esperaba que amaneciera para ir al pueblo donde compraría mango para vendedores de la Central de Abastos de León. 

“Puse encima del volante una almohada y recosté mi cabeza, no sé cómo de pronto me encañonó un tipo y que le diera el dinero, yo le dije, pues cuál me diste a guardar, y se enojó más, me empezó a golpear y logré aventarlo del camión y la pistola cayó en mis pies, pues tuve tiempo de arrancar”. 

Juan sufrió un tercer atraco en la carrera 57, cuando regresaba a León con una carga de jitomate. Hizo una parada en una caseta para comprar un agua en el tramo del entronque San Luis de la Paz con los límites de San Luis Potosí, cuando dos hombres lo amenazaron con cuchillos y lo despojaron de 5 mil pesos. 

En San Luis Potosí fue agredido con un arma, en esa ocasión, aunque no fue significativa la suma, Juan Ricardo dijo que temió por su vida. 

El camionero Juan Ricardo Valvidia Torres fue agredido con piedras en la carretera León-Lagos.

Viajan en grupo para cuidarse 

Jorge Torres Cabrera tiene apenas cuatro años al volante y toma algunas medidas para evitar ser asaltado. 
Jorge se dedica a trasportar limón para su venta en la Central de Abastos de León. Durante sus trayectos, dijo que procura dormir en gasolineras y no hacer paradas en carreteras que sabe que son peligrosas o que están solas.  
Además, se organizan varios operadores para salir juntos si van al mismo destino. 

“Preguntamos entre los compañeros para qué rumbo vamos, si no vamos al mismo estado, nos acompañamos un rato en carretera y cada uno agarra su rumbo”. 

Comentó que los delincuentes ponen piedras sobre la carretera para obligar al conductor a parar el camión; o también cuando el camión baja la velocidad, los rateros se suben a las barandillas de la puerta para amagar al conductor.  
Es negocio organizado: delegado de la Canacar   

Enrique González Muñoz, delegado de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), aseguró que no se debe minimizar el robo de camiones de carga, pues afecta la actividad económica de Guanajuato.

“Afecta la economía, los delincuentes roban donde hay actividad económica estable y Guanajuato la tiene. No sólo se llevan la mercancía, ahora clamuflajean los camiones para trasportar hidrocarburos o también venderlos como autopartes”, afirmó. 

El delegado dijo que los delincuentes roban de todo, sobre todo los productos no perecederos o que se puedan vender en el mercado por menudeo. 

Citó como ejemplo el asalto de un camión que trasportaba chicles de exportación que por sus características, después de dos días ya se estaban vendiendo en los cruceros de la Ciudad de México. 

“Los agresores van cambiando sus estrategias, hemos tratado de tener cuidado en su modo de operar, se ha logrado con la Policía Federal a última fecha que ya no se tenga este tipo de situación, aunque se soluciona en alguna parte, pero surge en otro”. 

El delegado expresó que aun cuando bajó el índice de asaltos con el apoyo de la Policía Federal, aún se tiene que trabajar por regresar la seguridad a las carreteras. 

Comentó que en particular los linderos entre Michoacán y Guanajuato son muy delicados para que los conductores descansen, además de la colindancia con Jalisco y en la León-Lagos de Moreno.

La Canacar busca que el robo al transporte sea considerado un delito grave, petición que ya hicieron a diputados y senadores, pero la propuesta de tipificar este delito como federal no avanza porque la Procuraduría General de la República argumenta que no se trata de crimen organizado.

“Es un negocio organizado porque cuando ingresan a la cárcel tienen abogados que los sacan de inmediato, se enteran cuando se incrementa la vigilancia y se están moviendo de un lugar a otro”. 

Por lo anterior dijo no se tiene que minimizar el tema, ya que no se trata sólo de robo de carga, se suma el robo al ferrocarril, asaltos a transporte público y privado.  

Y dijo que también ha tenido reuniones con el secretario de Seguridad Pública del Estado, Álvar Cabeza de Vaca Apendini, el procurador de Justicia, Carlos Zamarripa, y el gobernador Miguel Márquez Márquez.

A Márquez le pidió plantear el tema en la Conferencia Nacional de Gobernadores.

Fuente AM

Te puedes interesar

Tesla podría preparar su tecnología autónoma para camiones

La compañía fabricante de vehículos eléctricos Tesla podría estar preparando su tecnología autónoma también para …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.