Guanajuato busca mejorar su infraestructura logística

Guanajuato va tarde en la generación de servicios e infraestructura de logística para atender las exigencias de la inversión extranjera del clúster Automotriz–Autopartes, sin embargo, la disciplina de la política económica aplicada en los últimos 20 años ayudará a darle solución inmediata.

La reflexión proviene de Juan Manuel Fernández Ruiz, director de Promoción Internacional de la Secretaría de Desarrollo Económico Sustentable (SDES), quien en las últimas dos décadas ha sido un protagonista fundamental para la atracción de empresas como General Motors, Honda, Mazda, Toyota, Michelin, Pirelli y Volkswagen, entre otras.

“Tanto le ha invertido Guanajuato, que lo deseable es que capitalice todo ese esfuerzo que se hizo durante 20 años, para establecer un entorno de negocios, competitivo y amigable que le permita capitalizar los beneficios”.

Para este discreto funcionario del gobierno estatal, el éxito de Guanajuato en la conformación del clúster Automotriz- Autopartes ni se puede calificar de milagroso, ni de casualidad. Esto, dice que ha obedecido entre otras cosas a una visión de largo plazo, pero, que advierte genera retos a los que se les tiene que dar solución “desde ayer”.

“No es accidental lo que sucedió en Guanajuato, este es un esfuerzo que ha requerido de compromisos financieros, de política de Estado, de formación en muchos sentidos”.

Refiere ser necesario, “darle soluciones a la industria, a los que vengan tenemos que darle la certeza de que contamos con esas soluciones, que tenemos acceso a los puertos, y quiero decir que tenemos una condición privilegiada y funciona”. Sin embargo, es necesario advierte, anticiparse al crecimiento que se registra.

Si bien el gobierno del estado de Guanajuato hizo un esfuerzo para detonar y materializar el Puerto Interior, no se puede bajar la guardia para completar otro proyecto como el ferroférico, que ayudará a mover en la región Laja -Bajío, alrededor de 700 mil unidades que se producirán al 2019- Y es que en esa zona están instaladas las armadoras japonesas Mazda, Honda y próximamente Toyota.

“No podemos bajar la guardia, tenemos que seguir empujando. En la medida que lo solucionemos más rápido, esto va a mandar una señal a las nuevas inversiones que vengan”.

La solución acota, está en una conjunción de participación entre el gobierno Federal, Estatal y las empresas ferroviarias. Este es importante para Guanajuato, pues es la solución para la industria dirigida al mercado exterior, porque se pasó a ser duna “economía orientada a la exportación de mano de obra y ahora exportamos camionetas”.

“Al ritmo de crecimiento que vamos, qué sucede, si no damos una solución se inhibe la solución de futuros proyectos. Las armadoras son el ancla, es lo que provoca el desarrollo de la cadena de suministro, pero esa cadena no necesariamente queremos que este exclusivamente asociada a lo que hay en Guanajuato”.

Se pretende que Guanajuato, ofrezca condiciones excepcionales de competitividad, para que los productos elaborados en la entidad se vaya a otras regiones del país y otras naciones como Canadá, Estados Unidos y de algunas de Europa.

Augura el arribo de empresas fabricantes de moldes, de troqueles, herramentales, forjas, fundiciones que son proyectos de inversión que califica de “muy fuertes”, y que buscan oportunidades con varias armadoras. La llegada de Toyota reitera el número mencionado por el Gobernador, que hace referencia al menos de unas 80.

“Dicen quiero una base en México, queremos que sea el Bajío para tener una presencia más fuerte en México y desde aquí surtir”.

Una muestra de ello es que motores de gasolina que son producidos en la Planta de Volkswagen ubicada en Puerto Interior, son enviados a Puebla, Chatanuga, Canadá.

Lo importante es que lleguen a Guanajuato aunque el negocio de las empresas estén en Puebla o San Luis Potosí.

Recuerda que en Alemania les cuestionaron, por qué Guanajuato y la respuesta fue contundente: la entidad se ubica a 150 kilómetros (km) de Mercedes Benz, 180 km de BMW, además de otras armadoras en un mismo radio.

“Es decir, la demanda de partes y componentes agregada, si sumas lo que hace Guanajuato y Aguascalientes, casi van a ser 2 millones de unidades de vehículos japoneses y a los japoneses les gusta rodearse de una base de proveedores”.

 

 

Funete El economista

Te puedes interesar

Hasta 3 asaltos diarios a camiones de carga en Puebla

Hasta 3 asaltos diarios a conductores de camiones de carga, en diferentes carreteras de la …