Garita de Otay II iniciará operaciones

Entre el 2020 y el 2021 iniciará operaciones la Garita Otay II, en Tijuana, que servirá para agilizar el cruce fronterizo entre México y Estados Unidos, informó el gerente de proyectos de frontera de la Asociación de Gobiernos de San Diego (Sandag), Héctor Vanegas.

La Secretaría de Desarrollo Económico de Tijuana (Sedeti) encabezó una reunión con funcionarios del gobierno municipal, estatal y de Estados Unidos, para presentar el proyecto que requiere una inversión de 750 millones de dólares, de los cuales hasta el momento se ha desembolsado cerca de la mitad.

El titular de la Sedeti, David Moreno Laveaga, detalló que son 20 las dependencias involucradas a nivel binacional para hacer realidad este proyecto pactado para la megarregión Tijuana–San Diego.

El director de Proyectos del corredor comercial del Departamento de Transporte de California (Caltrans), Mario Orso, manifestó que del lado americano, el Freeway, que conectará la nueva Garita Otay II hacia el 905 y 125, se encuentra por concluir, lo que representa un gran avance para terminar la construcción en una fecha estimada hasta finales del 2018 o principios del 2019.

“Hemos trabajado en conjunto con esta construcción, para garantizar un tiempo de espera no mayor a 20 minutos para cruzar hacia los Estados Unidos”, detalló.

Transporte de carga

Por su parte, el director de ordenamiento territorial de la Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano del estado, Carlos López, explicó que en el caso de Tijuana la demanda vehicular de la metrópoli es muy grande, y que Garita Otay II beneficiará al transporte de carga como a vehículos ligeros.

Aunque el Estudio de Factibilidad, de Desarrollo de Programas y de Diseño fue concluido en la primavera del 2008 y del 2009, el funcionario de Caltrans reconoció que aún quedan preguntas por resolver en lo que respecta al financiamiento.

El proyecto consiste en la construcción de 10 carriles destinados a la revisión de los automóviles de particulares y 10 adicionales para la inspección comercial de los vehículos de carga que transportan mercancía.

A diferencia del resto de las garitas, en este caso los puertos de entrada y salida tendrán un costo que aún está en análisis, pero parte de las propuestas contemplan que sea un cobro aproximado a los 2.35 dólares, para los vehículos particulares, y 15.45 a los vehículos de carga o mercancías.

De acuerdo con Sandag, durante el año pasado se destinaron 49.3 millones de dólares de ayuda financiera discrecional Fastlane, por parte del Departamento de Transporte de Estados Unidos y se continúa con el Estudio Piloto de Monitoreo de Tiempos de Espera.

Dentro de los pasos inmediatos, expuso, se encuentran la extensión o renovación del permiso presidencial existente y concluir la adquisición de los derechos de vía para ambos países (Estados Unidos y México), financiamiento y adquisición que se encuentra bajo la responsabilidad de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes de México.

Te puedes interesar

¿Ha manejado un diésel recientemente?

Hay varias marcas que llevan años tratando de vender vehículos con motor a diésel para …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.