Fracasó el programa de Chatarrización: Daimler

El programa de chatarrización avanza muy poco, apenas el 5 por ciento, por lo que es necesario hacer reajustes para acelerar la renovación vehicular. Al día de hoy existen 460 mil unidades con más de 18 años de vida. Por otro lado, el salto que pretenden dar las autoridades al implementar el control de emisiones EPA10 de un solo golpe con la nueva Norma 044, solo generará un golpe al mercado, coincidieron las principales productoras de camiones pesados, al iniciarse la la XVl Expotransporte.

Stefan Kushner, presidente y director general de Grupo Daimler, fue quien de manera más clara explicó el grave momento por el que atraviesa el sector, en los dos temas deben tratarse de manera transparente. Renovación vehicular y nuevas normas ambientales, que deberán entrar a funcionar en 2018 y que implica un salto mortal, que solo podrá disminuir sus riesgo con un esquema de subsidios temporales, que coadyuven al cambio.

Al referirse el tema de chatarrización, Kushner fue claro al señalar que los supuestos no se cumplieron y solo han chatarrizado el 5 por ciento de la meta de 5 mil unidades anuales, que el gobierno anunció a través del Diario Oficial de la Federación. “Cerca de 173 mil unidades tienen más de 21 años de uso y es necesario hacerle cambios, que permitan eficiencia. En las actuales condiciones no cumple las metas”, señaló el director general de Kenworth, Renato Villapando.

LA NORMA. 
Respecto a la Norma ambiental 044, que deberá entrar en vigencia en el 2018 y donde las Semarnat señaló que se homologaría a los estándares ambientales de Estados Unidos EPA 10 y de la Unión Europea Euro6. La idea es saltarse una generación de normas.

“Los países que tienen éxito en la aplicación de normas ambientales ha sido a través de un proceso evolutivo, paso a paso, en donde hay armonía entre la disminución al medio ambiente y esquemas financieros. Hacerlo de golpe, como pretenden las autoridades obligará a un incremento en precios hasta del 30 por ciento, que deprimirá el mercado”, señaló Stefan Kruger.

El reto no es sólo los costos, sino tener un combustible de alta calidad, como es el diésel de ultrabajo azufre. Actualmente, se manejan hasta 500 partes por millón de dióxido de nitrógeno de emisión al medio ambiente y la nueva tecnología implica 25 partes por millón. “Técnicamente la reformas al sector energético permite suponer que tendremos ese tipo de combustible”, dijo Gustavo García, director de operaciones México.

Fuente Crónica

Te puedes interesar

Puerto Lázaro Cárdenas mejora tiempos de atención al autotransporte

Las actividades en el despacho al autotransporte en su ingreso y salida del Puerto Lázaro …